No llegará hasta 2018, y su presentación nos hará esperar hasta el año que viene, pero poco a poco se va desvelando cómo será este nuevo BMW Z5. Y la clave para comprender el futuro roadster de BMW es que la alemana quiere ‘reinventar el segmento’, y llevar la deportividad a otro nivel. De hecho, la versión más prestacional se situará cerca de los 600 caballos de potencia.

Apuntan a que BMW Z se colocará con el Z5 como una submarca en el catálogo del sello bávaro, y definiéndose como una gama de deportivos con la esencia roadster. Según esto, por lo tanto, seguiremos viendo el largo capó y su trasera recortada, con un puesto de conducción casi sobre el eje trasero. Ahora bien, hay importantes cambios que van a llegar con el nuevo BMW Z5.

 

Dos carrocerías para el nuevo BMW Z5

Coupé y roadster, donde este segundo modelo tendrá techo de lona y la carrocería coupé heredará la esencia del BMW Z3 coupé, pero adaptado a nuestros tiempos. Y en cuanto a su disponibilidad, el primero en llegar sería la versión roadster del BMW Z5, durante la segunda mitad de 2017 para su presentación oficial, y haciéndonos esperar un año más para la carrocería coupé.

bmw z5 2018 render

En términos de diseño, también se ha podido conocer que será más grande que el BMW Z4, y no sólo buscará convencer en términos de deportividad, sino también posicionarse como un modelo premium en cuanto a equipamiento. Es decir, que estamos ante un modelo de lujo a todos los niveles.

Máximas prestaciones en el BMW Z5, con hasta 600 cv

Ya se ha adelantado que se basará en la plataforma CLAR, pero batiendo una nueva marca de peso, mucho más ligero, gracias a la utilización de aluminio, acero, magnesio, fibra de carbono y termoplástico. Entre estos, evidentemente, el aluminio y la fibra de carbono pueden ayudar a reducir drásticamente su peso y ofrecer una experiencia al volante muy superior.

Toda la gama de motores, salvo el modelo híbrido, llevarán mecánicas propias de la firma bávara, con motores gasolina de cuatro y seis cilindros con tecnología TwinPower Turbo. Ahora bien, para coronar la gama del BMW Z5, se espera un M Performance, el híbrido que adelantábamos, con turbocompresores más ligeros y alcanzando los 600 caballos que ya habíamos comentado. Este último, sin embargo, es el que va a llevar ingeniería japonesa bajo el capò.