Aunque el Grupo Volkswagen va con todo hacia el coche eléctrico, lo cierto es que SEAT está siendo la ‘marca maltratada’ dentro del grupo, incluso con respecto a su hermana Cupra. De momento no hay promesas de eléctrico alguno y aquel SEAT El-Born fue movido a Cupra, para materializarse en forma de Cupra Born. El último varapalo que sufre SEAT es la desaparición del SEAT León e-Hybrid, que por sorpresa deja de venderse en Alemania y, en su lugar, la opción disponible será el Cupra León e-Hybrid.

En estos momentos, Cupra y SEAT están sirviendo la mitad de los León en su versión híbrida enchufable. Y es que no solo es la opción más ecológica, sino que además tiene la conveniente etiqueta de la DGT –y sus ventajas prácticas y fiscales- y un comportamiento inclinado hacia la deportividad. Es decir, que este es un modelo que le funciona bien tanto a SEAT como a Cupra; sin embargo, la compañía española ha dejado de vender el SEAT León e-Hybrid en Alemania. O más bien, ha dejado de aceptar pedidos y, al mismo tiempo, está derivando la demanda en favor del Cupra León e-Hybrid. Que es el mismo coche, pero vestido por Cupra y con una sensaciones algo más deportivas.

seat leon 2020

SEAT se queda sin León e-Hybrid en Alemania y el Tarraco como única opción híbrida enchufable

Durante este mes de diciembre el SEAT León e-Hybrid con 204 CV dejará de estar disponible en Alemania, pero se seguirán vendiendo los Cupra León e-Hybrid tanto con 204 como con 245 CV. Esta decisión se ha tenido que tomar porque, efectivamente, hay demanda para este coche –y mucha-, pero la crisis de los microchips está generándole a la marca un importante cuello de botella. Es decir, que por la escasez de semiconductores no están siendo capaces de afrontar la demanda del mercado sobre el SEAT León e-Hybrid. Así que por esta razón han optado por centrarse en el modelo de Cupra, que no deja de ser el mismo coche.

La versión de Cupra es, en realidad, el mismo coche pero con una estética más deportiva y, como seguramente hayas imaginado, una versión que reporta más beneficios al binomio. En estos momentos parece que interesa más priorizar la comercialización de la versión de la marca más joven, en tanto que iban a tener que decidirse por enfocarse a alguno de los dos. El gran problema, sin embargo, es que la marca española se va a quedar con el Tarraco como única opción para los que quieran un coche híbrido enchufable. Y como es evidente, no tiene el mismo público que el León híbrido enchufable.

Ahora mismo, tanto por la crisis de los microchips como por la estrategia como grupo de marcas, el futuro de SEAT deja dudas. Dudas en cuanto a cuál es el planteamiento de su futuro en el entorno del coche eléctrico. El único proyecto abierto que tenían se lo acabó quedando Cupra y, de momento, parece que el SEAT Acandra también terminará siendo un modelo Cupra. O al menos, que se lanzará antes en Cupra que en SEAT. Hay muchas dudas abiertas y, de momento, SEAT solo va a tener un híbrido enchufable en su gama alemana.