Porsche anunciaba hace unos días la denominación que tendrá el hasta ahora conocido como Porsche Mission E. Bajo el nombre de Porsche Taycan, los alemanes presentarán su primer modelo cien por cien eléctrico y el cual seguramente tendrá muchas similitudes con el actual Panamera en cuanto a tamaño y accesibilidad. Pero desde Jalopnik nos hacen soñar con un diseño completamente diferente.

Esta visión completamente diferente de lo que estamos acostumbrados en un Porsche 911 ha sido realizada por Dejan Hristov, y destaca en primer lugar por unos faros delanteros en los que la parte interior son del mismo color de la carrocería, por lo que el haz de luz saldría proyectado únicamente a través del contorno situando las DRL diurnas en el parachoques delantero.

La silueta lateral mantienen la seña de identidad de los nueveonce mientras que en la parte trasera es donde más diferencias encontramos ya que el prototipo carece de luneta trasera. Como el propio artista dice, en el mundo de las cámaras que ya nos dan hasta una visión de 360º, ¿quién necesita seguir mirando a través del cristal posterior?

Quizás la idea más revolucionaria la encontremos en el concepto de las luces traseras ya que estas son holográficas y, por lo tanto, se pueden ver desde una gran distancia y en cualquier ángulo. Permiten así mismo proyectar pictogramas o dar a entender al resto de conductores cuáles son las intenciones del vehículo entre el tráfico: si va a detenerse, a girar, si hay un obstáculo en la calzada, etc.

Es más que probable que el futuro Porsche Taycan tenga poco o nada de inspiración con este vehículo. Incluso los futuros Porsche 911 ya que desde su creación, su evolución ha sido paulatina e incorporando de cada vez un número de cambios mínimos. Como dicen los compañeros de Jalopnik, el 911 es alérgico a los cambios radicales de diseño.

Podéis ver otros ejercicios de estilo de Dejan Hristov en su portfolio.