Skoda está trabajando en un nuevo SUV urbano, un modelo que se colocará en su gama SUV como equivalente al SEAT Arona y que, por el momento, van a presentar en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018 como prototipo. Realmente, como Skoda Vision X Concept, y con un planteamiento realmente interesante e innovador porque con tres motores es capaz de funcionar con gasolina como un coche convencional, con GNC o con electricidad. Eres tú quien elige.

El Skoda Vision X será el SEAT Arona de los checos

Habrá que ver más adelante con qué nombre llega al mercado. Pero seguro que se adaptará a las pautas marcadas por los Karoq y Kodiaq. Hasta la fecha se ha hablado de él como Skoda Polary de momento es el candidato más posible para la denominación comercial de este nuevo Skoda Vision X Concept como opción de crossover urbano. Sea como fuere, en Ginebra se presenta con un innovador sistema híbrido.

No se trata de un gasolina-eléctrico, como es habitual. No, este Skoda Vision X Concept cuenta con tres motores: uno térmico y dos eléctricos. El primero de ellos es un 1.5 TSI G-TEC de cuatro cilindros, que le permite circular con gasolina o con GNC, y que presta 130 CV de potencia y 250 Nm de par motor máximo. Para esto, además, cuenta con dos depósitos de GNC: uno bajo el asiento, y otro tras el eje trasero.

Tres motores: uno para gasolina o GNC, dos para ser eléctrico

Mientras que el motor térmico está conectado al eje delantero, los dos motores eléctricos sirven para la propulsión del Skoda Vision X Concept. Y es un modelo que escapa de la hibridación convencional también porque su batería es de 48V, de tal modo que sirve como apoyo al motor térmico, aunque es capaz de ofrecer 2 km en modo 100% eléctrico.

El conjunto híbrido, en cualquier caso, sirve para prestar una autonomía de 650 kilómetros de forma conjunta, con una velocidad punta de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/ en 9,3 segundos. Otro dato interesante es que dispone de 70 Nm desde parado, gracias al sistema eléctrico.