Si te das prisa, puede que todavía encuentres alguna unidad en stock a precio de derribo. Pero si te despistas, es más que probable que ya no puedas comprar un Volkswagen Beetle. Era la crónica de una muerte anunciada y en Test Coches así te lo hicimos saber ya hace unos meses. Ahora la marca alemana confirma la discontinuidad de uno de sus modelos más míticos, El Escarabajo.

Es curioso lo bien que le puede salir la jugada a una marca y lo mal a otra. Valga como ejemplo la comparación entre el mencionado Volkswagen Beetle y el MINI en manos de BMW. Mientras el primero ha tenido unas ventas relativamente bajas, el modelo anglo-alemán ha sido siempre uno de los modelos más vendidos en su segmento y la cantidad de versiones disponibles en el mercado casi que no se podrían contar con los dedos de una mano. Y no era una cuestión de precio pues en este tipo de vehículos, más pasionales que prácticos, se compran normalmente con el corazón y no tanto con la cabeza.

De momento el cese de ventas del Beetle es en España, pero el Grupo VAG ya anunció que esta sería la última generación que se fabricaría y que, de momento, no habría nuevas versiones en un futuro cercano. Queda por ver si es cierto o no que decidan desarrollar un modelo eléctrico con esa estética, tal y como se rumoreó hace algunos meses.

Desaparecerán las dos carrocerías que estaban disponibles actualmente, tanto la de tres puertas como la versión cabrio. De esta forma, los alemanes se quedan de momento sin ningún vehículo de techo descubierto para nuestro mercado ya que tras la desaparición del Eos, el Beetle cabrio era el único que se comercializaba aquí. Para los que quieran este tipo de vehículos tendrán que esperar a la llegada del Volkswagen T-Roc descapotable.