Se ha retrasado según las previsiones, pero el Audi Q8 está a punto de llegar. Y sobre él, evidentemente, se ubicará en la gama de la firma el Audi SQ8 que podemos ver en estas primeras fotos espía. Se trata, siguiendo la nomenclatura habitual de la marca, de la versión deportiva del SUV que coronará su gama. Y hemos podido ver esta unidad porque está pasando por sus pruebas de invierno al norte de Europa.

Teniendo en cuenta lo que comentábamos, que antes tiene que llegar el Audi Q8 en sus versiones ‘estándar’, como es evidente el SQ8 sigue camuflándose al máximo para evitar que conozcamos sus diferencias estéticas. Ahora bien, lo que no han conseguido evitar los de Ingolstadt es que podamos conocer detalles sobre su mecánica antes de tiempo.

audi sq8 2019 9

Se espera que llegue en 2019, algunos meses después que el Audi Q8. Con una mecánica híbrida, rondando los 470 CV de potencia.

Esta es la versión deportiva del Audi Q8, el Audi SQ8 2019

A lo largo de este año se estrenará este nuevo modelo SUV de Audi, y meses más tarde tendrá lugar la presentación y lanzamiento comercial del Audi SQ8. De ahí que consideremos como prácticamente seguro que llegue al mercado en 2019, aunque quizá durante la primera mitad del año. Y cómo no, con paragolpes delantero y posterior más deportivo, así como otros detalles estéticos que refuercen su imagen más radical.

Como podemos ver –aunque esto es común a todas sus versiones-, el Audi SQ8 contará con una carrocería muy perfilada especialmente en la parte posterior, con una acentuada caída de techo que lo diferencia, y mucho, del Audi Q7. Pero además, las ópticas son más rasgadas tanto en el frontal como en la zaga, y el paragolpes posterior más recortado.

La clave, en cualquier caso, está en el motor del Audi SQ8. Esta versión deportiva contará con una mecánica híbrida, según lo previsto, basada en un motor térmico de 3.0 litros de cubicaje sobrealimentado. Un bloque de seis cilindros al que le acompañarán batería y motor eléctricos, para posicionarse cerca de los 470 CV de potencia, bastante por encima del SQ7 y sus 435 CV.