Si vas a conducir por nieve deberías equipar tu vehículo con las correspondientes cadenas de nieve. Que las hay de diferentes tipos, y cada una de ellas tiene un precio distinto. Además, puede variar en función de la marca y las dimensiones del neumático. En cualquier caso, el precio de unas cadenas de nieve es de entre 20 y 50 euros en el caso de las cadenas de hierro clásicas, que son la opción más recomendable y efectiva.

Si tu coche pasa largas temperadas en la montaña, o en zonas de frío extremo, deberías conocer la diferencia entre neumáticos M+S y neumáticos de invierno porque sí, el neumático adecuado puede servir como sustituto de las cadenas según lo que indica la normativa aplicable. Ahora bien, las cadenas de nieve son siempre la solución idónea para algunas condiciones concretas y lo cierto es que su precio no es elevado si se compran debidamente. Por otro lado, te interesa también conocer cuáles son los tipos de cadena de nieve –y el precio de cada tipo, claro-.

hombre poniendo cadenas de nieve

Cuánto cuestan las cadenas de nieve en función del tipo que elijas

Las conocidas como cadenas líquidas son en realidad un spray que se aplica sobre la superficie del neumático y sirve para mejorar la adherencia del neumático de manera muy puntual. Pueden servir para desaparcar el coche o momentos muy concretos, pero no pueden sustituir a las cadenas cuando su uso es obligatorio y su precio es de 5 ó 7 euros.

Las realmente recomendables, como avanzábamos, son las cadenas metálicas convencionales, las clásicas, que además de ser efectivas de verdad tanto en nieve como en hielo, son baratas. El precio de las cadenas de nieves es de entre 20 y 50 euros, aproximadamente. Ofrecen una excelente seguridad, una brillante durabilidad y, eso sí, son algo más complicadas de montar. Sin embargo, cada vez hay más modelos de cadena de nieve metálica con soluciones específicas para simplificar el montaje y hacerlo mucho más rápido y fácil.

cadenas de nieve

Otra opción muy utilizada son las cadenas textiles, que son algo así como una funda de tela que recubre el neumático. Tienen en su favor el hecho de no dañar la llanta, que ocupan poco espacio, que son muy ligeras y que además son realmente fáciles de montar. Sin embargo, se estropean con mucha facilidad y, aunque muchos se empeñen en decir lo contrario, no son tan efectivas como las cadenas de nieve metálicas. Por otro lado, su precio es de entre 30 y 100 euros.

Nuestra recomendación es que cuente siempre con un juego de cadenas de nieve de metal, puesto que son económicas y son, sin ningún tipo de duda, la solución más efectiva que existe para la conducción tanto en nieve como en hielo. No te permitirán circular a grandes velocidades, pero es la solución idónea. O bien que, en su lugar, si te compensa porque vas a pasar largas temporadas en zonas muy frías, calces tu coche con unos buenos neumáticos de invierno. Incluso uno de los mejores neumáticos todo tiempo puede ser también la solución perfecta para que vayas a la nieve sin ningún tipo de problema.