DS, la marca de lujo de Citroën podría estar en condiciones en fabricar en un plazo no demasiado largo un modelo biplaza cien por cien eléctrico que competiría directamente con el Smart ForTwo ED, una opción ideal para el uso en el centro de las ciudades a medida que se impide progresivamente la entrada de automóviles convencionales debido a las normas anticontaminación.

No será el primer modelo eléctrico de la marca ya que DS prepara un DS3 Crossback para finales de este año, la cual tendrá para 2019 una versión completamente eléctrica tal y como anunció en su momento la marca. Estará basado en la plataforma eCMP y se calcula que cuenta con una batería con una capacidad de batería aproximada de entre 45 y 50 kWh.

La apuesta eléctrica del Grupo PSA

Este DS3 Crossback será el precursor de toda una nueva generación de vehículos eléctricos que llegarán al Grupo PSA (Citroën, Peugeot y Opel). Tendremos por un lado una versión emisiones cero del Peugeot 208, del Opel Corsa así como nuevas versiones eléctricas de la Citroën Berlino o Peugeot Rifter, todas ellas en un corto periodo de tiempo.

Pero DS, en calidad de imagen de marca diferenciadora, podría apostar por la entrada en segmentos con un nicho de mercado más exclusivo, tal y como declaraba en su momento Ivo Groen, responsable de diseño de DS y que aseguraba que «podría haber espacio para algo más radical.»

Sin embargo, el fabricar un vehículo de las característica del Smart ForTwo ED supone, al igual que han hecho ellos, buscar socios colaboradores que puedan reducir los costos de desarrollo y fabricación a unos niveles razonables que permita lanzar un vehículo atractivo, a buen precio y que además reporte beneficios.

La opción del Grupo PSA puede pasar por utilizar para ello alguna de las plataformas modulares que utilice también en el resto de modelos, con mínimas modificaciones, y así poder evitar caer en una escalada de ventas escasas como parece que ha ocurrido en varios de los modelos de la marca.