No habrá más DS 4 ni DS 5, al menos de momento. Así lo ha anunciado la filial de lujo de Citröen, que parará la producción de ambos modelos durante el mes de julio. Para estos dos modelos, la llegada del verano no será ni brillante ni soleado sino más bien oscuro. Las bajas ventas que acumulan tanto uno y otro así como la elevada demanda del DS 7 Crossback han sido los causantes de su espaldarazo definitivo.

Los DS 4 y DS 5, junto al DS 3 que parece que también tiene los días contados, fueron los primeros modelos al amparo de los cuales emergió de nuevo al mercado la marca DS de Citröen. Prometían ofrecer un lujo y distinción que no se podrían encontrar en sus hermanos franceses, el C4 y C5, además de una estética completamente diferenciadora y remarcada por una carrocería con una distancia al suelo mayor así como algunas soluciones alternativas. Por ejemplo con el DS 5, se ofrecía la primera mecánica híbrida de la marca y un interior que rompía con la mayoría de los cánones preestrablecidos.

Del fracaso de los DS 4 y 5 al éxito del DS 7 Crossback

Pero ni uno ni otro parece haber cosechado el éxito que se esperaba, incluyendo el propio mercado francés muy aficionado al consumo de los vehículos propios. Todo lo contrario que parece ocurrir con el DS 7 Crossback que está teniendo una demanda muy elevada, sobre todo en mercados como China y Estados Unidos.

A medida que ha pasado el tiempo, los pedidos han bajado y algunos de sus propulsores ya no podrían pasar las futuras normas anticontaminación, lo que obligaría a realizar cambios drásticos por un coste que sobre el papel sería difícil de recuperar y/o amortizar con las ventas actuales y la llegada de los nuevos modelos.

Este notable éxito en pedidos que está consiguiendo el SUV de DS obligará a aumentar la producción en fábrica y, para ello, la mejor opción es eliminar de la línea de producción los pocos DS 4 y DS 5 que actualmente se están fabricando. Además DS también espera un notable éxito de su futuro crossover del segmento B, el nuevo DS 3 Crossback, cuya producción está prevista que arranque a finales de este mismo año.