Con la llegada del nuevo BMW Serie 1 a finales de este año, han empezado a surgir rumores de que una versión eléctrica del compacto alemán podría llegar a partir de 2022 y lo haría además adaptando las soluciones que se adopten en el futuro MINI E eléctrico, cuya llegada está prevista para finales de 2019. De llevarse a cabo tendríamos ante nosotros al futuro BMW i1 eléctrico.

Y es que las similitudes entre el BMW Serie 1 y el MINI de nueva generación son más de las que podrían parecer a simple vista ya que comparten plataforma y, por lo tanto, tanto los motores como las transmisiones o la ubicación de los elementos eléctricos necesarios para una versión eléctrica podrían transplantarse sin problemas de una versión a otra.

BMW plantea una versión escalonada para sus eléctricos «i»

BMW ha ido poco a poco estableciendo de forma sistemática cuáles serán sus pasos para ir incorporando a su gama la nueva generación de modelos eléctricos caracterizados por la letra «i» delante del número de la versión. Así por lo tanto, 2020 será el año en el que llegue el BMW iX3 que hemos podido conocer hace pocos días. Un año después, en 2021, llegará el deportivo BMW i4 además del BMW iNEXT, que se erigirá como el vehículo más tecnológico del fabricante alemán. Es probable que este BMW i1 llegue a continuación, es decir, en 2022

El BMW i3 acabaría su vida comercial, teóricamente, con la llegada de este futuro BMW i1 del que han surgido estos rumores. Además daría un doble enfoque a un compacto eléctrico: MINI para aquellos que buscan un coche deportivo de pequeñas dimensiones y el BMW para un compacto de mayor talante familiar.

Sus rivales se perfilan ya en el horizonte: el Mercedes-Benz EQ A previsto para 2020, el Volkswagen ID y el futuro Audi basado precisamente en la plataforma del ID y del que todavía no se han desvelado datos.