La llegada del ciclo de homologación WLTP es una buena noticia para los usuarios ya que ahora conocerán, con una mayor exactitud, las cifras de consumo y emisiones de sus vehículos. El anterior ciclo NEDC distaba mucho de ser fiable y la disparidad entre las cifras anunciadas por los fabricantes y las que realmente consumía el coche eran elevadas.

Pero por otro lado, la adaptación de los motores tanto a esta homologación como a la normativa Euro 6b que entra en septiembre, ha obligado a que algunos modelos se dejen de fabricar o que, de momento, se haya detenido su comercialización hasta que llegue motorizaciones nuevas.

A continuación os detallamos los modelos que ya no podéis pedir en los concesionarios (salvo unidades en stock) o que bien cuentan con modificaciones importantes.Como veréis, la mayoría son modelos de altas prestaciones y algunos diésel:

Audi SQ5:

El SUV de tamaño medio de Audi no seguirá ofreciendo la actual versión SQ5, al menos no hasta la llegada de un nuevo motor revisado.

Audi S3

El Audi S3 no se seguirá comercializando de momento, al igual que las versiones de tres puertas. Si seguirá, salvo anuncio de última hora, la versión RS3 más radical.

BMW M3

La actual generación del BMW M3 se ha quedado a la espera de recibir un nuevo motor que le permita pasar las normas anticontaminación. No debemos preocuparnos demasiado, los alemanes saben de la importancia de este coche y sabemos que ya tienen toda la carne en el asador para poder volver a ponerlo a la venta cuanto antes.

Peugeot 308 GTI

El deportivo compacto de la marca del león fue uno de los primeros que anunció su fin de producción. Aunque  no ha sido un coche que haya atesorado unas ventas elevadas, sí que entraba en la lucha directa de la gama de los hothatch más picantes y prestacionales.

Porsche diésel

Ningún Porsche diésel ha pasado la criba y la duda estriba en cuál será la decisión que se tome en Stuttgart respecto a los diésel y/o híbridos. Es probable que no todos los modelos que contaban con versiones diésel sigan estando disponible (por ejemplo el Panamera, cuyo grueso de ventas está siendo las versiones híbridas) aunque seguramente seguirán en otros modelos que tienen un público más tradicional, como en el Porsche Cayenne.

Renault Twingo GT y Mégane GT

Ya os lo contamos hace algunas semanas. Ni el Renault Twingo GT ni el Mégane GT tendrán continuidad. En el caso del pequeño urbanita se queda con las motorizaciones más pequeñas mientras que al desaparecer el compacto, el escalón entre las versiones normales y el Renault Mégane RS es ahora más elevado.

SEAT León Cupra

El SEAT León Cupra es otra de las víctimas aunque en este caso, la marca española ha decidido recortar su potencia en 10 cv, lo suficiente para que pueda pasar los pertinentes ciclos de homologación.

Volkswagen Golf GTI

No desaparece toda la gama del Golf GTI pero sí las versiones de acceso, aquellas de 230 cv que dejan de momento de estar disponibles hasta la llegada de un nuevo motor.