Estos días hemos conocido al nuevo Volvo V60 2018, un modelo que crece en tamaño y ofrece una imagen a imagen y semejanza de su homónimo, el V90. Destaca por ser un vehículo pensado para y por las familias, de una dinámica sobresaliente y una imagen acorde con la actual gama del fabricante sueco. Además, es el primer Volvo que se ofrece con dos mecánicas híbridas denominadas Twin Engine.

Hace unos años Volvo apostó por una construcción modular en sus vehículos, sobre todo a nivel de motorizaciones. De esta forma le ha permitido desarrollar propulsores de una forma mucho más rápida y eficiente. Buena muestra de ello lo tenemos por ejemplo en el tricilíndrico que equipará el recientemente lanzado Volvo XC40, el cual parte del bloque de cuatro cilindros T4 y, al mismo tiempo, estar preparado para una futura hibridación.

Este es un ejemplo claro de la estrategia de los suecos que, en el caso que nos ocupa con el Volvo V60 2018, contará con dos mecánicas híbridas en su oferta de motorizaciones. En las versiones de gasolina, de momento se ofrece con el motor T6 de 310 cv así como las versiones diésel D3 de 150 cv y D4 de 190 cv. Aunque de momento no hay confirmación oficial, se espera que también llegue la versión T5 de 245 cv.

Volvo V60 Twin Engine 2018: un híbrido enchufable con hasta un 25% de las ventas

El siguiente paso de Volvo es fomentar la compra de híbridos enchufables. Ya en 2017 prometieron que para el año que viene, todos y cada uno de los modelos lanzados contarían con alguna versión electrificada. En el caso del Volvo V60 2018 no nos encontramos con una sino con dos versiones Twin Engine híbridas enchufables.

Para Hakan Samuelsson, CEO de la firma, espera que estas versiones del V60 lleguen a suponer hasta un 25% del total de ventas. En el cómputo general de Volvo, los híbridos enchufables están alcanzando una cuota de venta total de aproximadamente el 15%.

Así con encontramos con el Volvo V60 T6 Twin Engine AWD de 340 cv y el T8 Twin Wngine AWD con 390 cv. En ambos casos se recurre a la tracción total ya que el motor eléctrico está situado en la parte trasera. En las dos versiones se recurre al mismo tipo de montaje, con baterías de 10,4 kWh que permiten una autonomía máxima en modo totalmente eléctrico que llega hasta los 45 km gracias al impulso eléctrico del motor de 65 kW (aproximadamente unos 87 cv).

Esta combinación de motores permite al nuevo Volvo V60 2018 prestaciones ya no de vehículo familiar sino casi de deportivo ya que se habla de una aceleración de 0 a 100 por debajo de los 5 segundos para el caso del T6 y de aproximadamente 4,5 segundos en el caso de la versión más potentes.