El Volkswagen Amarok ha recibido su correspondiente restyling para 2016 con cambios estéticos, pero también con una interesante actualización de la gama mecánica en la que, evidentemente, destaca la llegada del V6 3.0 litros diésel con tres niveles de potencia posibles. Además, este bloque se puede configurar con cambio manual o automático, luego no son pocas las nuevas opciones del modelo.

En términos de diseño, el nuevo Volkswagen Amarok estrena paragolpes frontal y grupos ópticos delanteros. Además de esto se han cambiado también las llantas, que ahora son de una diagonal superior, y en el interior se ha revisado también el cuadro de instrumentación y algunos detalles de la consola, y se han actualizado los asientos para cuidar en mayor medida la ergonomía.

Nuevo motor diésel para el Volkswagen Amarok

Pero sin duda uno de los cambios más importantes del restyling del Volkswagen Amarok es la llegada de este bloque motor de seis cilindros y con 3.0 litros de cubicaje. Como adelantábamos, tiene tres niveles de potencia partiendo desde los 163 CV y con una opción superior de 204 CV. Por último, con este restyling también vamos a poder comprar el Amarok con 224 CV de potencia basándose en este mismo bloque motor. Y además de esto, la opción de acoplar una transmisión manual o la automática de ocho velocidades, así como la tracción total 4Motion.

Entre las opciones posibles del nuevo Amarok también están la dirección Servotronic y un sistema de frenos alternativo, con discos de mayor diagonal. Y como es habitual en este tipo de modelos, evidentemente el Volkswagen Amarok viene cargado de accesorios posibles para el cajón de carga. Junto al nuevo modelo, que se empezará a vender con estos motores desde septiembre de 2016, llegan también las cubiertas y techos duros, los recubrimientos y las barras para instalar en el cajón de carga. Porque, aunque no lo habíamos comentado, es capaz de llevar ahora 1.000 kg encima y remolcar 3.500 kg, 300 más que antes del restyling.