Durante meses se ha hablado del Ford Fiesta RS y el fabricante desmintió su lanzamiento, pero cumpliendo con las expectativas, el modelo se ha lanzado como Ford Fiesta ST200 y encajando, prácticamente en todo, con lo que se esperaba de él. Básicamente, una evolución del ST que alcanza los 200 caballos de potencia basándose en el mismo bloque motor.

Los cambios de este nuevo Ford Fiesta ST200, con respecto al ST que ya conocíamos, se limitan a una reducción de 15 milímetros en la suspensión, de corte algo más deportivo, y un interior presidido por asientos Recaro acabados en cuero, que evidentemente hacen aún más patente ese ‘plus’ de deportividad que nos ofrece la nueva variante del Ford Fiesta ST. No es un Ford Fiesta RS, pero sí ofrece más potencia gracias a una revisión de la gestión electrónica que exprime el bloque 1.6 litros hasta los 200 caballos de potencia y con un par máximo de 290 Nm.

ford fiesta st200 interior

No es un Ford Fiesta RS, pero este ST200 es más deportivo

Con respecto al modelo que ya conocíamos, esto supone sumar 18 caballos y aumentar el par motor en 30 Nm, lo que ya es un avance en términos de deportividad. Algo que, sumado a la nueva suspensión y altura de carrocería rebajada, debería dar una experiencia de conducción aún más visceral. Además, contamos ahora con un 0 a 100 km/h que se resuelve en 6,7 segundos frente a los 6,9s de la versión estándar. Y por otro lado, la velocidad punta asciende hasta los 230 km/h, aunque con limitación.

La revisión de la suspensión, que no sólo afecta a la mecánica sino también al aspecto estético por esa notable reducción, viene acompañada de un interesante trabajo en el campo electrónico que afecta, también, a la estabilidad y dirección. Tomando como referencia el último lanzamiento de la división deportiva, el Ford Focus RS, la marca ha trabajado en unos frenos más potentes que acompañen a este pequeño utilitario vitaminado para una conducción más sofisticada.