Aunque todavía no hay una confirmación oficial, todos los rumores apuntan a que Porsche dirá adiós a la actual generación del Porsche 911 con una versión muy especial y que se pudo ver por primera vez en el Goodwood Festival of Speed. Estaríamos hablando del Porsche 911 Speedster, un modelo basado en el actual 911 (991) descapotable y con la brutal mecánica del 911 GT3.

De llevarse a producción, será también una bonita forma de celebrar el 70 aniversario de nacimiento de Porsche, una cifra que destaca con claridad en el lateral de este nuevo Porsche 911 Speedster. De llevarse a producción finalmente, se haría en una tirada limitada de menos de 2.000 unidades, aunque la cifra todavía se desconoce.

Porsche 911 Speedster: retro moderno

El Porsche 911 Speedster nos propone una bonita combinación de detalles clásicos sobre una carrocería moderna, con multitud de guiños al pasado o a anteriores modelos lanzados por Porsche a lo largo de estos 70 años.

Destaca sobre el resto la doble joroba trasera, a imagen de la que se podía encontrar en las versiones Speedster desde 1988. Un toque retro son los adhesivos en los laterales con la inscripción de Porsche junto como decíamos al dorsal 70, en una clara referencia a los 70 años de la marca de Stuttgart.

A imagen y semejanza de los primeros modelos de competición de Porsche, la boca de llenado del depósito de combustible se encuentra en el centro del capó delantero, que incorpora cierres adicionales. Aunque la carrocería está basada en el del Porsche 911 Carrera 4 Cabriolet, el propio capó así como la cubierta trasera están fabricadas en fibra de carbono.

Esta ha sido una de las premisas con el fin de mantener el peso lo más bajo posible y por ello otros elementos como el navegador, climatizador o el sistema de audio también han sido eliminados mientras que los asientos cuenta con una estructura en fibra de carbono.

El esquema de pintura también es diferente, con una máscara blanca frontal. Las llantas de 21 pulgadas recuerdan en cierta medida a las míticas Fuchs mientras que los espejos retrovisores tipo Talbot también son un guiño muy claro al pasado.

Por último y como decíamos, la mecánica del Porsche 911 Speedster está directamente basada en la que monta el GT3 por lo que nos encontramos con un motor de 6 cilindros y 4.0 litros de cilindrada y aspiración natural que desarrolla una potencia de 500 cv, todo ello asociado a una caja de cambios manual de 6 relaciones aunque como opción, es más que probable que también se pueda solicitar con la caja PDK de siete marchas.