Desde hace varios meses ya sabíamos que Suzuki preparaba la renovación de su superventas, y por fin hemos podido cazarlo en unas pruebas que ha llevado a cabo en los helados parajes suecos. El nuevo Suzuki Vitara 2018 se renovará levemente con sutiles cambios en el exterior y en el interior.

Estos pequeños cambios serán un sencillo lavado de cara que los ingenieros japoneses han querido darle al SUV para mantener una imagen actual, y se centraran fundamentalmente en la defensa delantera así como el portón y también la defensa trasera. También puede haber un pequeño rediseño de las luces tanto anteriores como posteriores.

En el interior tampoco se esperan demasiados cambios, más allá del reposicionamiento de alguna botonera así como los pertinentes cambios en la oferta de tapicerías y/o rediseño de los asientos. Seguramente se actualice el actual sistema de infoentretenimiento que aunque ya disponía de Apple Car y MirroLink debería ya contar con compatibilidad Android.

Suzuki Vitara 2018: posibles motorizaciones

Suzuki Vitara 2018

Actualmente el Vitara cuenta con tres opciones de motorización: motores de 1.6 litros tanto diésel como gasolina con una potencia de 120 cv así como un 1.4 litros turbo denominado Boosterjet y que cuenta con una potencia de 140 cv. Existe tanto en versión 4×2 como 4×4 y en el caso del diésel en su versión más equipada, con caja de cambios automática de doble embrague.

En el caso del Suzuki Vitara 2018, lo más probable es que mantenga el propulsor diésel de 120 cv así como el 1.4 litros turbo de 140 y que el 1.6 de gasolina sea sustituido por el 1.0 litros turbo, también Boosterjet, y que ya hemos podido ver montado en el Baleno y Swift. Aunque en los turismo cuenta con una potencia de 111 cv, seguramente son suficientes para poder mover el conjunto y además con un notable ahorro de gasolina al reducir la cilindrada en un 37% y eliminar la aspiración natural en detrimento de un turbo.