Aston Martin quiere que, el año que viene, el mundo del automóvil cambie completamente con la presentación de su última bestia. Y pocas veces el adjetivo bestia está mejor acuñado para un coche como el Aston Martin Valkyrie ya que hemos podido escuchar el sonido de su motor V12 de aspiración atmosférica y por primera vez, no podemos describirlo con palabras. Tendréis que escucharlo por vosotros mismos.

Aston Martin Valkyrie: 1.145 cv británicos

No hace demasiado, la firma británica confirmaba que el Aston Martin Valkyrie contaría con una potencia de 1.145 cv y que además se combinarían con un motor eléctrico de 130 cv para ofrecer entre ambos más de 1.200 cv.

Aunque existen coches más potentes, lo magnífico del diseño del Valkyrie es que toda la potencia está extraída de un bloque motor de 12 cilindros en V y 6.5 litros de cilindrada con aspiración atmosférica. En la época de los turbos y el downsize, llega Aston Martin y nos planta un motor de la vieja escuela. ¡Así sí!

Seguramente en cuanto habéis empezado a escuchar el sonido del Aston Martin Valkyrie, este os ha recordado al de los monoplazas de Fórmula 1, sobre todo en la época dorada en la que todavía no había hecho su aparición los motores turbado. Y es que no en vano el motor del deportivo británico deriva del V8 de 2.4 litros desarrollado por Cosworth para la Fórmula 1. Y es que los genes están en su interior.

Para que nos hagamos una idea de, repetimos, esta bestia, debemos tener en cuenta que se rumorea que la línea roja del cuentavueltas estará situada en torno a las 11.000 revoluciones por minuto. Un Ferrari LaFerrari, uno de los modelos actuales que giran a mayores revoluciones, se queda en únicamente 9.500 vueltas, todo un mundo cuando hablamos de esas cifras.

En menos de un año conoceremos, por fin, uno de los modelos más deseados: el Aston Martin Valkyrie.