Desde hace algún tiempo han aparecido rumores sobre el nuevo deportivo de Mazda con su increíble motor rotativo Wankel que podría acabar en el desarrollo de un nuevo Mazda RX-9. De hecho existen ya fechas que hablan de 2020 como el posible momento de su puesta en carretera, pero de momento no había confirmación oficial. Y decimos de momento porque hace unos días Mazda ha registrado la patente de un motor rotativo híbrido que podría darnos la primera pista fiable de que el proyecto está en marcha.

Los compañeros de Soymotor han sido los que han publicado alguna imagen del motor lanzado en la patente en la que, según comentan, haría referencia al nuevo sistema de lubricación que emplearía el motor rotativo híbrido para lubricar los sellos del rotor interno.

Mazda RX-9: rotativo híbrido para un eléctrico de autonomía extendida

El futuro Mazda RX-9 no sería un deportivo al uso como fue el RX-8 ya que contaría con una configuración híbrida que le permitiría ser un vehículo todavía más redondo. Pensemos en que los motores de este tipo sufren una carencia de par a bajas vueltas (aunque son capaces de ganar régimen de forma rápida), y utilizando un sistema híbrido tipo mild-hybrid, el motor eléctrico podría dar asistencia y empuje cuando las revoluciones del motor todavía no son suficientes.

Pero además el motor rotativo podría servir para otro uso mucho más interesante. Y es que gracias a su pequeño tamaño (pensemos que el RX-8 contaba con dos motores), podría montarse en los vehículos eléctricos de tal forma que el motor de combustión serviría para recargar la batería a medida que esta se agotase, creando así un vehículo de autonomía extendida en el que el espacio ocupado por las baterías y/o el motor sería mucho menor que el necesario, por ejemplo, con un motor tradicional.

En la patente presentada por Mazda, el motor rotativo se ubicaría en la parte trasera, justo debajo del maletero de una forma muy similar al actual Renault Twingo. De esta forma, gran parte del capó y la parte superior del maletero serviría para transportar objetos, creando también una cabina muy amplia. Pensemos que el RX-8 era capaz de transportar a cuatro adultos de forma cómoda y, además, con un buen espacio para el equipaje.

Mazda, y su manera de hacer las cosas de forma diferente. ¡Nos encanta!