Puede que a alguno le suene el BMW xCite, un proyecto fallido por parte de BMW de crear un nuevo modelo englobado en el segmento de los B-SUV y que tras haberle dado carpetazo hace años, ahora parece que vuelve a recobrar fuerza. Con una longitud de aproximadamente 4 metros y orientado tanto para un uso en ciudad como en carretera, podría ser una interesante opción premium para este segmento.

Y es que precisamente si en algo destaca el segmento de los SUV del segmento B es por la feroz lucha que hay entre todas las marcas y, al mismo tiempo, el que no haya casi ninguna opción para aquellos que busquen un modelo que no sea de una marca generalista. BMW quiere cambiar esto con el BMW xCite.

BMW xCite: se abre la veda

El render que amablemente nos han cedido nuestros compañeros de Motor.es nos muestra cómo podría lucir este futuro BMW xCite que, aunque ya cuenta con trabajo adelantado de cuando en su momento se estuvo estudiando su viabilidad, no llegaría ante de 2020 de todo seguir su curso normal.

Las marcas premium no son ajenas al furor que están causando los B-SUV, de la misma forma que hace unos años lo hicieron los modelos compactos. Si echamos un vistazo a las cifras podemos ver que el segmento de los SUV de pequeño tamaño es el que más ha crecido en lo que llevamos de año respecto a 2017.

Actualmente supone una cuota de mercado del 14,8 %, con unas matriculaciones acumuladas en los seis primeros meses del año de 108.999 vehículos, lo que supone un aumento respecto al año pasado de nada menos que el 45,6%. Y la tendencia sigue siendo al alza mes tras mes, siendo el cuarto segmento en el que más coches se venden por detrás del utilitario, el compacto y el SUV Medio.

Con el BMW xCite, los alemanes quieren formar parte del pastel. Y además no son los únicos pues Audi parece más que empeñado en lanzar un Audi Q1 basado en el nuevo A1. La gente de BMW tiene experiencia pues la anterior generación del MINI Countryman competía en este segmento. Seguiremos atentos.