Ya llevamos hablando de él varios meses y parece que por fin el nuevo BMW X7, el SUV de lujo de los alemanes, será dado a conocer en Los Ángeles Motor Show. Aunque en un principio ha sido desarrollado pensando en el mercado americano y chino, es más que probable que llegue a Europa dentro de un año e incluso con una versión híbrida.

No será hasta noviembre de 2018 cuando podamos ver en versión de producción (y sin recurrir a renders) el aspecto final del BMW X7, lo que supone el SUV más grande de BMW y además el más lujoso de todos, con un interior en el que se podrá albergar hasta siete ocupantes.

BMW X7: motores convencionales y también, híbrido

Los primeros modelos de preproducción del nuevo BMW X7 ya han salido de la fábrica que los alemanes tienen en Spartanburg, Carolina del Sur, todos ellos dotados del pertinente camuflaje para poder realizar las pruebas dinámicas sin tampoco desvelar demasiadas pistas sobre su diseño exterior final, tal y como podemos ver en las fotos que han publicado nuestros compañeros de Autocar. Aunque las fotografías de la línea de producción ya no dejan mucho margen a especular.

Podemos observar como su parecido es muy cercano al BMW X7 iPerformance Concept visto en Frankfurt. Su frontal indica que recurrirá al nuevo aspecto de la marca, con los dos riñones de grandes dimensiones. Lo que no parece que haya sido trasladado al modelo de producción es la barra de luz en el portón trasero, recurriendo a una solución más habitual.

Aunque podríamos pensar que BMW ha recrecido simplemente el X5, lo cierto es que la plataforma usada se ha desarrollado en exclusiva para este X7 que es bastante más grande. Supera los cinco metros de largo y los dos metros de ancho además de contar con una altura de 1,80 metros. Lo más importante, la distancia entre ejes que permite una gran habitabilidad, es ahora superior a los tres metros o lo que es lo mismo, 76 mm más larga que en el X5.

Por último y en el apartado de motorizaciones, se especula que dispondrá de motores de 6 y 8 cilindros para sus versiones diésel (30d, 40d y 50d) además del V8 de 4,4 litros turbo gasolina visto en el xDrive50i X6. No se descarta un BMW X7 M. Pero además se ha hablado con mucha fuerza de una versión híbrida enchufable con una autonomía en modo eléctrico superior a los 100 km.

Mientras que en Europa sus rivales directos serían el Mercedes Benz GLB (del que hablamos hace unas horas) y el Range Rover, en Estados Unidos y China se enfrentará a dos pesos pesados como son el Cadillac Escalade y el Lincoln Navigator.