Honda suele tener cierta facilidad para permitir a sus ingenieros que se les pire la pinza y con ello, hagan proyectos de lo más curiosos. Los ingleses de Honda UK se llevan la palma y todos los años nos sorprenden con alguna creación con la que echarse unas risas. La última ha sido convertir nada más y nada menos que un Honda Civic Type-R en uno de los pick-up más rápidos del mundo. Nace así el curioso Honda Civic Type-R pick-up.

Transformaciones de este tipo ya se han hecho antes. Incluso algunas de ellas comerciales, como el caso del Chevrolet El Camino SS americano, un coche que adaptó una carrocería station wagon a pick-up al convertir la parte trasera en un espacio para la carga. Lo mejor es que algunas versiones incluían motores V8 con potencias cercanas a los 250 cv. Todo un mucsle car en el que el músculo servía para tirar de la carga.

Unos años después de El Camino, BMW convirtió un M3 E30 de 1986 en una pick-up para resolver los problemas de transporte de piezas dentro de su factoría. Fue un vehículo que fue desvelado años después e incluso BMW lo utilizó como broma en el April’s fools day, el día de los inocentes anglosajón, pero en este caso con una carrocería actual.

Ahora Honda ha decidido hacer algo similar y para ello el equipo de ingenieros ha utilizado uno de los Honda Civic Type-R de desarrollo que ha modificado profundamente para presentar el aspecto final que podéis ver en las fotos. Para empezar, el techo se ha cortado a la altura del pilar B, eliminando las plazas y puertas traseras y añadiendo una jaula antivuelco.

Llama la atención el ingenioso sistema desarrollado para el portón posterior que bascula en su apertura, de forma que puede seguir manteniendo el característico alerón trasero y con ello, conseguir el pertinente agarre necesario cuando los 320 cv del motor de 2.0 litros turbo lo catapultan por encima de los 250 km/h.

Este Honda Civic Type-R pick up se convierte en el complemento ideal para los cortacésped Miimo, fabricados también el año pasado por Honda UK y que guardaban una apariencia a imagen y semejanza del Type-R incluyendo alerón, faros, parrilla, etc.

Me imagino un viernes de tarde a varios ingenieros de Honda delante de unas pintas de cerveza tras acabar la jornada dibujando un Civic Type-R sobre una servilleta y diciendo el responsable del departamento: a que no hay huev…