Hyundai ya tenía en su gama un modelo SUV de dimensiones reducidas: el Kona. Y este nuevo modelo, el Hyundai BAYON, viene a ocupar el mismo lugar por sus dimensiones, pero con un planteamiento muy distinto. Y sí, hay hueco para él, porque en este segmento la demanda es realmente amplia. De hecho, es el hueco en el que antes estaba el Hyundai i20 Active, y hasta el BAYON se había quedado vacío por parte de la marca coreana.

El nuevo Hyundai BAYON estará disponible en la primera mitad de este año 2021 y llegará con motores gasolina de 84 a 120 CV de potencia máxima, en algunas configuraciones con sistema de hibridación ligera. Se trata de un SUV de 4,18 metros de largo; es decir, que tan solo es 2,5 centímetros más corto que el Hyundai Kona. Mide 1,75 metros de ancho y 1,49 metros de alto, luego también es más estrecho y bajo que el Kona; la distancia entre ejes es de 2,58 metros y ofrece una altura libre al suelo de 18,3 centímetros. Hay algo curioso en sus medidas, sin embargo, y es que el maletero ofrece 411 litros de capacidad frente a los 374 litros del Kona.

Así es el nuevo Hyundai BAYON, el sustituto del i20 Active

A nivel de configuraciones mecánicas, el nuevo Hyundai BAYON estará disponible con motor gasolina 1.2 atmosférico de 84 CV junto al cambio manual de seis velocidades y también con el 1.0 TGDi de 100 ó 120 CV, en este caso con cambio manual –inteligente- o con cambio automático, pero en todos los casos con seis relaciones. Y en los dos niveles de potencia, con o sin sistema de hibridación ligera de 48V.

En el interior del Hyundai BAYON, como es habitual en la gama de la marca coreana, el cuadro de instrumentos es digital de 10,25 pulgadas y el sistema multimedia es de 8 ó 10,25 pulgadas en función de las versiones, pero siempre compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Cuenta con tomas USB y también con sistema de carga inalámbrica para teléfonos inteligentes según el estándar Qi, aunque depende del equipamiento de cada acabado.

Su diseño combina rasgos clave del Hyundai i20, del Hyundai Kona y del hyundai Tucson en su frontal. En la zaga, sin embargo, se hace mucho más evidente que este modelo es el claro sustituto del Hyundai i20 Active. Toma todas las claves de diseño del nuevo Hyundai i20, aunque en un formato crossover y con nuevos detalles de diseño. Tiene su propia personalidad, sí, pero las referencias son evidentes. Se puede configurar en nueve colores de carrocería distintos y con el techo en color de contraste.