Ya habíamos podido cazar el futuro Porsche 911 en fotos espías, pero hasta ahora no habíamos podido ver una imagen real de el que será la nueva generación del mítico modelo de Stuttgart. Sin embargo y gracias a una filtración, la trasera ya del Porsche 911 2019 ya ha quedado al descubierto y nos muestra muchos de sus detalles.

El Porsche 911 2019 aparece situado en un elevador de un concesionario alemán y en lo que parece, casi con toda seguridad, uno de los modelos de preproducción que podrá ser visto en el próximo Salón de Ginebra. Además de la trasera también podemos ver la parte delantera reflejada en uno de los espejos, con lo que se confirma las líneas que ya habíamos intuido en anteriores fotografías.

El nuevo Porsche 911 2019: la generación 992

El nuevo Porsche 911 2019 será el que lleve por denominación 992. Respecto al actual, se redefine completamente la zona posterior, llamando la atención la nueva forma del grupo óptico trasero LED en el que una tira une ambas zonas. Es probable que toda ella actúe como luz de freno.

Debajo del voluminoso paragolpes encontramos una zona que no va pintada a juego con la carrocería y en la que se ubican, además de los catadióptricos, las cuatro salidas de escape así como dos rejillas para evacuar calor del tren posterior.

Sobre ella encontramos el portón trasero con un alerón escamoteable y un poco más adelante, la rejilla que en este caso parece estar ciega y con aristas muy prominentes que nos recuerda a los generadores de vórtices que hemos podido ver en la parte trasera del techo en el Mitsubishi Lancer o recientemente en el Honda Civic Type-R de la última generación.

Destaca una zona central roja, la cuál no sabemos exactamente cuál es su función pero bien podría ser la tercera luz de freno ya que en los prototipos que hemos visto rodando, allí se situaba una tercera luz provisional elevada por encima del alerón fijo.

Por último y observando la parte delantera al través del espejo, vemos un diseño calcado al de la trasera con unas ópticas oscurecidas y una gran zona negra en la parte inferior de la defensa, donde se ubicarán las tomas de aire para los frenos delanteros.