Carrefour, como otros hipermercados, tiene su propia gasolinay diésel- y, por supuesto, sus propias gasolineras. Y sí, es más barata que las marcas reconocidas. Pero ¿por qué la gasolina de Carrefour es tan barata? Seguro que te has preguntado si es de calidad, o no, y si merece la pena echar gasolina Carrefour o puede suponer algún tipo de riesgo para el motor de tu coche a largo plazo. Así que vamos a resolver esas dudas.

Hace muchos años que existe la ‘gasolina Carrefour’; es decir, que existen las gasolineras en Carrefour que, por supuesto, también ofrecen diésel. Y el secreto de sus precios bajos, incluso más baratas que las gasolineras lowcostestá en dos puntos clave. Uno de ellos es que sus gasolineras son un servicio añadido, pero no es su negocio principal. Y el otro es que ofrecen una gasolina ‘normal’, y no con aditivos adicionales que sí ofrecen marcas como Repsol, por ejemplo, o sus competidores BP, Campsa, etcétera. Pero vayamos a los detalles sobre estas diferencias, las particularidades de la gasolina Carrefour y el por qué es tan barata.

¿Por qué la gasolina de Carrefour es tan barata? ¿es segura?

La gasolina de Carrefour es una gasolina ‘low cost’, y eso quiere decir que tiene menos aditivos que los que tiene un carburante de una marca premium. Es una gasolina segura al cien por cien, porque se tiene que ajustar a las normativas europeas y porque proviene, a fin de cuentas, del mismo Grupo CLH –Compañía Logística de Hidrocarburos-. En realidad, todo el carburante a nivel nacional lo gestiona el Grupo CLH, lo que quiere decir que la gasolina, en cualquier gasolinera, incluyendo la de Carrefour, se ciñe a la estricta normativa que se impone a nivel europeo. Es la misma gasolina.

La diferencia está en que marcas como Repsol, BP y otras, toman este mismo carburante como base y le suman algunos aditivos. Estos aditivos han supuesto una fuerte inversión y están orientados a hacer un producto –la gasolina y el diésel- de una calidad superior. Es decir, que la gasolina de estas marcas es mejor, pero la gasolina Carrefour es buena y es totalmente segura para la mecánica –y en concreto el motor- de nuestros coches.

Esta es la primera explicación, y es muy sencilla: Carrefour no invierte en aditivos que hagan mejor su gasolina, sino que sirve un carburante sencillo y seguro. Pero además, también hay que tener en cuenta que Carrefour no busca generar beneficios a través de sus gasolineras, sino que este es un servicio complementario. Es decir, que sus gasolineras las usan, al fin y al cabo, para conseguir más clientes para sus hipermercados, o para mantener los que ya tienen. Pasa igual que con los cargadores de coches eléctricos en hipermercados. Suponen un gasto para estos hipermercados, pero sirven para captar clientes o mantener los que ya tienen.