Para el Salón del Automóvil de Ginebra 2018, que se celebrará el próximo mes de marzo, Mercedes-Benz tiene preparado algo tan especial como singular: un híbrido diésel. Estarás acostumbrado ya a ver mecánicas híbridas, pero todas ellas se basan en un motor gasolina. Y en este sentido, la marca alemana va a ir a contracorriente y estrenará en esta feria internacional el primer híbrido diésel.

Este primer motor híbrido diésel está basado en un bloque que ya conocemos, y que se estrenó en la primavera de 2016 de la mano del Mercedes Clase E 220d. Se trata de un propulsor de cuatro cilindros al que la compañía alemana va a acompañar de una batería eléctrica y, evidentemente, su correspondiente motor. No sabemos aún las prestaciones conjuntas, pero es una interesante iniciativa.

Mercedes se atreve con un híbrido diésel, el primero de todos

Aunque este híbrido diésel de Mercedes-Benz será el primero, podemos tener por seguro que no será el único en los próximos años. La normativa europea contra las emisiones contaminantes se modificará en 2021. Tendrán que estar por debajo de los 95 gramos de CO2 por kilómetro esas emisiones, y Daimler ha invertido 3.000 millones de euros para llevar a cabo su adaptación de la tecnología diésel a esta nueva normativa de la Unión Europea.

Un motor diésel con 50 km de autonomía eléctrica para la ciudad

La homologación declarará 50 km de autonomía en modo puramente eléctrico. Algo que permitirá a los modelos que incorporen este motor diésel híbrido circular por la ciudad con cero consumo y cero emisiones. Ahora bien, acabada la energía eléctrica, el vehículo puede ser perfectamente propulsado por el motor diésel que, como comentábamos anteriormente, es un cuatro cilindros. En muchos híbridos hemos visto configuraciones sobre bloques gasolina, y de tres cilindros.

Con esta configuración, además de esos 50 km en eléctrico, sin consumo ni emisiones, el nuevo motor híbrido diésel de Mercedes puede ofrecer consumos inferiores a los 4 l/100 km. Quedan detalles por revelarse sobre esta primera mecánica híbrida sobre un motor diésel, pero Daimler lo considera un paso necesario para una transición hacia el eléctrico 100%.

El nuevo motor se presentará bajo la marca EQ. Y desde Daimler ya han adelantado que Smart será 100% eléctrica desde el año 2019. Así que podemos como el Smart Fortwo EV que probamos hace algunas semanas no serán versiones, sino que serán la única opción dentro de su gama. Por supuesto, con una mayor autonomía cuando se actualicen.