Alemania ya ha abierto las puertas a prohibir los diésel. O más bien, la circulación de los vehículos con motor diésel en sus ciudades. El Tribunal Federal de Leipzig ha fallado a favor, y los ayuntamientos tendrán la posibilidad de imponer restricciones a la circulación de los diésel. Allí, de aproximadamente 15 millones de vehículos con motor diésel, menos de 3 millones cumplen con la norma Euro 6.

Ha sido el Tribunal Administrativo de Alemania el que ha licitado que los ayuntamientos sean los que puedan vetar el uso de vehículos diésel en las ciudades con niveles de comunicación elevados. La clave en esta resolución legal está en que no es necesario que exista una ley para la regulación de la prohibición de circulación de los vehículos diésel.

humo escape coche

Alemania podrá prohibir los diésel en sus ciudades

El cambio legislativo ha sido impulsado por la Deutsche Umwelthilfe, una organización ecologista. La prohibición de circulación de los vehículos diésel, en cualquier caso, dejará fuera a aproximadamente 2,7 millones de vehículos diésel, que son los que sí cumplen con la normativa Euro 6 y que, por lo tanto, son los menos contaminantes del parque automovilístico en Alemania.

En Alemania, según la información que maneja la Oficina Federal de Medio Ambiente, hay aproximadamente 70 ciudades que están registrando niveles de polución de óxido de nitrógeno (NOx) por encima de los permitidos. Y respecto a esto, el 70% de estos gases corresponden a los motores de los coches diésel. De ahí que se empiecen a tomar medidas contra ellos en el país.

El problema, sin embargo, es para los conductores y propietarios de estos vehículos. Si bien se ha estimado que con una inversión de 1.500 euros por cada vehículo se podrían reducir las emisiones contaminantes y adecuar las mecánicas a la normativa, ahora hay incertidumbre. Se desconoce si finalmente se establecerán ayudas para la adquisición de vehículos nuevos, menos contaminantes.