El esperado camión del gigante americano de vehículos eléctricos, el Tesla Semi, ya se ha podido ver de pruebas por el estado de California. Hace algo más de un mes que fue presentado y cuando hablamos de Tesla, se hace raro no tener noticias de Elon Musk o de uno de sus productos durante tanto tiempo. Sin embargo y lejos de quedarse sólo en lo que podríamos haber catalogado como una presentación de alarde tecnológico en vísperas de la Navidad, lo cierto es que el camión eléctrico es real y ya empieza a acumular kilómetros en fase de desarrollo. En el siguiente vídeo lo podéis ver rodando por la localidad de Santa Clara.

El prototipo del Tesla Semi muestra un acabado negro mate imponente. No hemos podido evitar pensar en Goliath, el archienemigo de KITT junto a KARR y que le puso las cosas bastante difíciles. Se trata del mismo modelo visto en la presentación así como con el que se hicieron pruebas de aceleración en los exteriores. Comparativamente con el modelo blanco con derivabrisas superior más elevado, este sí cuenta con retrovisores tradicionales a los laterales de la cabina.

Al igual que en resto de vehículos eléctricos, el silencio reina a su paso y únicamente es roto por un leve silbido emitido por los cuatro motores eléctricos ubicados en cada una de las ruedas de los dos ejes traseros, así como el propio ruido de rodadura.

Tesla Semi, un vehículo sin precedentes

El Tesla Semi promete, y mucho. Y por ello grandes compañías como Pepsi, UPS, Wallmart o DHL ya han reservado unidades para poder disponer de ellas en cuanto sea posible. Con una autonomía de entre 500 y 800 km por carga y un precio de entre 150.000 y 180.000 dólares, en dos años ya se recupera el dinero invertido pues el ahorro de combustible se estima en 200.000 dólares. Además, su menor número de componentes permite que la garantía dada por Tesla sea de nada menos que 1 millón de millas, es decir, más de 1.600.000 km o el equivalente a dar 40 vueltas alrededor de la tierra.