El Audi TT S coronaba hasta ahora la gama deportiva con un 310 CV de potencia, y tal y como esperábamos ha llegado el nuevo Audi TT RS estrenando motor de cinco cilindros y llevándose esta marca hasta los 400 CV de potencia. Aunque con unas prestaciones que ya conocíamos, el 2.5 litros sobrealimentado es una evolución, un producto de ingeniería completamente nuevo.

El Audi TT RS es más potente y más ligero gracias a este nuevo motor

El principal cambio sobre el bloque motor es que ahora es de aluminio, y por tanto pesa 10 kg menos. Se mantiene la misma cilindrada y Audi sigue apostando por los 5 cilindros para sus 400 cv de potencia y un par máximo de 480 Nm, pero el modelo ha cambiado más de lo que parece sobre el papel. Lleva acoplada una transmisión automática de doble embrague con 7 velocidades, tracción integral quattro y Launch Control para optimizar la tracción en la aceleración.

¿Qué significa todo esto? Que la carrocería coupé presume de 3,7s para el 0 a 100 km/h, mientras que el descapotable se queda algo por detrás con 3,9 segundos. En cualquier caso, el modelo cumple con las costumbres de la casa y tiene su velocidad máxima fijada en los 250 km/h, con limitador, aunque se puede pedir con el límite puesto en 280 km/h. Las diferencias entre el coupé y roadster se deben, entre otras cosas, a que el primero tiene un peso de 1.440 kg y el segundo sube hasta los 1.530 kg por los refuerzos típicos para mantener su rigidez.

El Audi TT RS estrena también nuevo ‘look’

Se mantiene con las mismas dimensiones de 4,19 metros de largo y otros 1,89 m de alto y 1,34 m de alto. Es decir, estamos ante unas dimensiones idénticas y, sin embargo, Audi ha cuidado al máximo la estética para la diferenciación frente al resto de la gama. Así, el frontal está presidido por un parachoques con tomas de aire más amplias y la zaga cuenta con un amplio difusor y colas de escape ovaladas, así como un alerón de nueva factura. Por supuesto, además, se han introducido los pilotos Matrix OLED, aunque en este caso como opcional. Ahora bien, la tecnología LED sí que viene de serie. Su precio arrancará desde 66.400 euros para la versión coupé.