El Mercedes EQ S será el segundo eléctrico puro de la marca alemana, dentro de su nueva marca EQ estrenada con el Mercedes EQ C. Ya sabemos que están preparando, después del SUV, un compacto EQ A y esta berlina que nos ocupa, el Mercedes EQ S. Que, por cierto, por sus dimensiones debería asentarse entre el Clase E y el Clase S, con un diseño más cercano al CLS.

Hay algunas dudas importantes sobre el diseño de este nuevo Mercedes EQ S, que ya ha sido cazado en algunas fotos espías en pruebas que está llevando a cabo la marca. A estas alturas se duda si su carrocería será la de un Shooting Brake, o si bien será más cercano a un coupé de cuatro puertas. Sea como fuere, su lanzamiento está planteado para el año 2020, y su posicionamiento en el mercado lo enfrentará directamente al Audi e-tron GT.

Qué sabemos del Mercedes EQ S 2020

Lo que sabemos de momento es que la llegada del Mercedes EQ S supondrá un importante cambio en la marca, porque tendrá que reducir la gama del Clase E o el Clase S, o de los dos, en cuanto a sus versiones diésel y gasolina a nivel internacional. Eso, y que evidentemente está implicando una importante inversión que, poco a poco, Mercedes está retirando a los motores térmicos en favor de la tecnología de propulsión eléctrica.

No obstante, teniendo en cuenta la juventud de los eléctricos en el mercado, y su reducida demanda, parece que el Mercedes EQ S no traerá nada de nuevo, sencillamente la misma configuración del Mercedes EQ C. Es decir, los mismos dos motores eléctricos para ofrecer 408 CV de potencia máxima, aunque desconocemos si con las mismas baterías de 80 kWh, o si habrá cambios en este aspecto.

En las fotos espía de las que hablábamos –a las que nosotros no tenemos acceso-, Mercedes se ha esforzado en ocultar la zaga y el frontal del modelo. Así que todavía es complicado saber, como decíamos, los detalles sobre su diseño.