Tras la presentación de la versión familiar V60, llega el turno de la variante sedán de la gama 60 del fabricante sueco. El nuevo Volvo S60 será fabricado por primera vez en Estados Unidos para todo el mundo y llegará a finales del año que viene con variantes tanto en gasolina como híbridas enchufables. Te contamos todos los detalles tras haber sido presentado en sociedad hace escasas horas.

La importancia del nuevo Volvo S60 radica especialmente en que por primera vez, un vehículo de la marca será fabricada lejos de su Suecia natal. Tras una gran inversión realizada en Estados Unidos, la fábrica de Charleston será la encargada de dar cabida a la producción, a nivel mundial, de este modelo.

Al igual que la versión familiar V60, el nuevo Volvo S60 también comparte plataforma con la serie 90 y el XC60. Hablamos de la SPA y que permite, al mismo tiempo, incorporar un tren de potencia híbrido para las versiones más potentes.

Volvo V60 2019 al detalle

Si echamos un vistazo en detalle al Volvo V60 2019 nos encontramos como la parte delantera es calcada a la de la variante familiar V60, tanto en formas como en ópticas en las que destaca la luz diurna apodada Martillo de Thor por su forma de «T» horizontal.

Lateralmente encontramos las primeras diferencias, con una caída del techo que aumenta en la zona posterior y una zaga en la que se sigue apostando por pilotos traseros tipo boomerang, algo que encontramos también en el Volvo S90, con el cual encontramos muchas similitudes.

Sus dimensiones son de 4.761 x 2.040 x 1.431 mm (LxAlxAn) y el volumen del maletero llega a los 442 litros, lo que no es demasiado si tenemos en cuenta que estamos hablando de una berlina de dimensiones bastante generosas.

Interiormente no hay diferencias con el V60, con un salpicadero muy tecnológico en el que preside un cuadro de instrumentos digital así como una gran pantalla vertical de nueve pulgadas para el sistema de infoentretenimiento Sensus Conect.

Cuatro serán los motores que estarán disponibles cuando se ponga a la venta y dos acabados, Momentum y R-Design. La opción de acceso será la T5 de 250 cv y 350 Nm de par, seguida del T6 AWD con tracción total y 310 cv además de 400 Nm de par.

Las dos opciones híbridas enchufables serán la T6 Twin Engine AWD con una potencia combinada de 335 cv y 590 Nm de par cerrando el tope de gama, el T8 Twin Engine AWD de 415 cv y 670 Nm de par. En ambos casos, el motor eléctrico es capaz de suministrar una potencia de 87 cv.

Más adelante llegará alguna que otra versión todavía sin confirmar además de las versiones más deportivas firmadas por Polestar Engineering.