Recién estrenado el Mercedes Clase A 2018, ahora la firma alemana tiene por delante las versiones deportivas. Pero no sólo estos A45 AMG y A35 AMG sobre la carrocería hatchback, sino también sobre la versión sedán que no se mostró en la primera presentación. Y eso es lo que hemos podido ver en fotos espía, mulas de pruebas del A35 AMG Sedán, que debería presentarse en la primera mitad de este año.

Esta vez Mercedes tendrá dos versiones deportivas: en lugar del A45 AMG en exclusiva, estará disponible también un A35 AMG algo inferior, por su potencia y prestaciones, que estará enfocado a competir directamente con el Audi S3. Esta versión hemos podido verla ya con la carrocería de compacto, y esta vez las fotos espía son de la carrocería Sedán, el Clase A ‘con culo’.

mercedes a35 amg sedan 9

Esta vez, el Clase A tendrá dos opciones deportivas: AMG A25 y AMG A45

La carrocería sedán del nuevo Clase A 2018 debería presentarse junto al tres volúmenes el próximo mes de abril, con su comercialización arrancando en otoño de 2018, Lo que no veremos hasta primavera de 2019 son estas versiones deportivas que, como ya comentábamos, esta vez serán dos: AMG A35 y AMG A45. No obstante, como podemos ver en estas fotos espía, Mercedes ya está probándolas, y tienen interesantes cambios estéticos.

Muchos de los detalles que vemos, aún con camuflaje, no son definitivos. Son pruebas dinámicas y por tanto las llantas no son las que se quedarán, sino unas especiales de pruebas. Lo que sí se quedará en él son esas grandes tomas de admisión de aire en el paragolpes delantero, bastante tapado aún por el vinilo, y esa parrilla específica que luce esta unidad del Mercedes-AMG A35 Sedán.

Y además de lo meramente estético, en estas fotos espía se pueden apreciar ya también diferencias mecánicas. Por ejemplo, en los discos de freno perforados que ya se han instalado. Lo interesante, no obstante, está en que esta opción deportiva contará con el motor 2.0 Turbo de cuatro cilindros con 299 CV de potencia; con la tracción integral 4MATIC y aprovechando su transmisión automática de doble embrague.