Ya conocemos cuáles parecen ser las formas definitivas del nuevo BMW M2 Competition, el deportivo que sustituirá al actual BMW tal y como ya el año pasado que ocurriría allá por el mes de junio de 2018. Lo más curioso es que no lo hemos conocido por unas fotos robadas sino por el juego Need for Speed, que es donde ha hecho acto de presencia de forma virtual.

Y es que los cambios en la carrocería son lo suficientemente marcados y diferenciadores del BMW M2 actual que por ello no nos deja casi la más mínima duda de que estamos antes el nuevo BMW M2 Competition que, como decíamos, debería estar al caer en el verano.

BMW M2 Competition: 415 cv de pura raza

El cambio más importante del nuevo BMW M2 Competition lo encontramos bajo su capó donde el actual motor de 370 cv va a dar paso al propulsor de 3.0 litros de cilindrada y seis cilindros que ya montan los BMW M3 y BMW M4. De esta forma su potencia pasa a ser de 415 cv con un par de 549 Nm, lo que significará un notable aumentos de prestaciones respecto al actual modelo.

Exteriormente nos encontramos con notables cambios, como una ausencia casi total de cromados tanto en el frontal como la parte trasera, y un aumento de las zonas terminadas en negro. Así delante tenemos un nuevo paragolpes con nuevas tomas de aire y la característica doble rejilla completamente oscura.

En la visión lateral, las llantas parecen de nueva construcción a juego con la estética del BMW M2 Competition mientras que detrás, la zaga está predominada por las cuatro salidas de escape que parecen contar de igual forma con una terminación oscurecida al mismo tiempo que se modifican ligeramente las ópticas traseras.

Por último el interior cuenta con detalles derivados de los BMW M3 y M4 tales como los asientos así como algunos de los motores repartidos por el salpicadero.