Desde aquí y hasta 2022, la marca alemana de Porsche duplicará la inversión del capital que estaba destinando hasta la fecha en vehículos híbridos y eléctricos. De los poco más de 3.000 millones de presupuesto que estaba destinando hasta la fecha, pasará a más de 6.000 millones en cuatro años tras la decisión tomada en el Consejo de Supervisión de Porsche AG.

De estos 3.000 millones de euros nuevos que se destinan al presupuesto, 500 millones se destinarán en el desarrollo de distintas variantes y derivados del Mission E, alrededor de mil millones en electrificación e hibridación de los productos ya existentes en la gama, otros cientos de millones en la ampliación de las instalaciones y 700 millones de euros más, aproximadamente, en nuevas tecnologías, infraestructuras de carga y movilidad inteligente.

«Vamos a duplicar nuestros gastos en electromovilidad desde alrededor de tres mil millones de euros hasta más de seis mil millones«, explica Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG. «Con esta decisión, junto al desarrollo de nuestros modelos con motores de combustión, estamos estableciendo un camino importante para el futuro.»

Porsche ya se haya inmersa en una profunda renovación y ampliación de sus instalaciones. En Zuffenhausen, se están construyendo actualmente una nueva nave de pintura, un área de ensamblaje específica y un puente para transportar las carrocerías pintadas y los grupos propulsores para esa zona de ensamblaje final que está ahora mismo realizándose. La planta de motores existente se está ampliando para fabricar las unidades de propulsión eléctrica y la nave de carrocerías también se encuentra en plena expansión. Además, están previstas inversiones para el Centro de Desarrollo de Weissach. Sólo el proyecto Mission E ha creado 1.200 nuevos empleos, aproximadamente.

Ionity, el futuro de la carga rápida en Europa

Porsche Panamera Hybrid

Paralelamente, Porsche junto a Audi forman parte de Ionity, una joint venture de la que también forman parte el Grupo BMW, Daimler AG y Ford. Su objetivo es poner en funcionamiento un total de 400 estaciones de carga rápida en las principales rutas de tráfico europeo, teniendo como fecha fijada para su terminación 2020. En Alemania, los concesionarios Porsche forman parte de esta infraestructura.

Y es que la marca de deportivos, con su tercera generación del Porsche Panamera, está apostando muy fuerte por la tecnología híbrida y eléctrica. No en vano ya hemos conocido detalles del futuro 911 Híbrido que llegará en 2023, y estas son sólo algunas de las novedades que nos depararán desde Stuttgart.