Respecto a los seguros de coche, es frecuente escuchar el concepto de franquicia. Ahora bien ¿qué es la franquicia en un seguro de coche y cómo funciona? Este término no tiene que ver con las coberturas de la póliza, sino más bien con a quién corresponde hacerse cargo de los gastos de un accidente. Es importante no solo conocer qué es la franquicia y cómo funciona en un seguro de automóvil, sino también contemplar su importe en el caso de que seamos los clientes.

En un seguro de coche, la franquicia es un importe económico. Este importe será el que deba asumir el conductoro el asegurado, más bien- en caso de que ocurra un siniestro. A partir de ese importe de franquicia será la aseguradora la que se haga cargo de los gastos. Esto quiere decir que, si tenemos una franquicia de 300 euros, y un siniestro por valor de 1.000 euros, como conductores –o asegurados- tendríamos que pagar 300 euros y los siguientes 700 euros –hasta llegar a 1.000 euros- los pagaría la aseguradora. Este importe se pacta entre la compañía de seguros y el asegurado cuando se contrata el seguro y es un importe fijo.

Qué es la franquicia en un seguro de coche y por qué es una buena idea

Como avanzábamos, la franquicia de un seguro de coche es un importe fijo que abonará el asegurado en caso de siniestro. Y es una buena idea porque será un importe que debamos ser capaces de asumir –para poder sufragar el coste parcial de un siniestro- y que nos ayudará a tener un seguro de coche más barato. Los seguros con franquicia, sean a terceros con ampliaciones, o sean a todo riesgo, son más baratos. Además, como comentábamos anteriormente, la franquicia de un seguro de coche no afecta a las coberturas. Por lo tanto, la responsabilidad civil del asegurado está cubierta de forma completa, esta franquicia solo afecta a los daños propios, tampoco a los daños a terceros.

Es importante recordar, además, que en caso de siniestro total no se aplicará el importe de la franquicia a la indemnización en favor del asegurado. Es decir, que la franquicia no afectará a este importe. Por lo tanto, la franquicia solo nos va a afectar en caso de siniestros con daños propios, y únicamente implicará hacerse cargo –nosotros, como asegurados- de los costes de una manera parcial. Siempre y cuando no se den estas circunstancias, como anticipábamos, un seguro con franquicia ayudará a que tengamos una prima más barata en nuestra póliza de seguro de coche.

¿Es recomendable este tipo de seguro? Lo cierto es que siempre hay que mirar las condiciones particulares de la póliza que estemos valorando contratar, para revisar detalles como qué no cubre un seguro o en qué circunstancias las coberturas de nuestra póliza pueden quedar anuladas. Más allá de esto, como norma general, un seguro con franquicia puede ser una excelente idea si necesitamos un seguro con buenas coberturas y un precio contenido, por ejemplo. O en el caso de conductores sin historial que tienen primas algo elevadas.