Tanto el sol como la arena o la sal, entre otros, poco a poco van desgastando los faros hasta que acaban quedándose opacos. Es en ese momento cuando se hace necesario pulir los faros y, aunque podemos hacerlo con pasta de dientes, que es realmente sencillo y barato, mucho mejor es proteger los faros de nuestro vehículo para evitar que se desgasten. De este modo conseguiremos evitar que se queden opacos, nos ahorraremos tener que pulirlos y, además, nuestro coche será más seguro y tendrá un aspecto más nuevo.

Para proteger los faros del coche del desgaste que pueden sufrir, algo crucial es lavar el coche con cierta frecuencia y, por supuesto, con precaución. Es decir, no utilizar productos químicos agresivos para el policarbonato de los faros, o productos que lo puedan arañar, sino productos especializados y aplicados con una bayeta de microfibra. De este modo evitaremos que la suciedad pueda degradar progresivamente el plástico exterior y, por supuesto, evitaremos ser nosotros mismos quienes vayamos, poco a poco, arañando la superficie exterior del faro. Pero además, también se pueden aplicar productos especiales que están desarrollados, de forma específica, para crear una película protectora en la superficie del faro.

proteger limpiar faros coche

Protege los faros de tu coche con este líquido durante todo un año

Aunque existen diversos productos especializados que podemos encontrar en el mercado, algunos funcionan mejor que otros. El producto K2 Lamp Protect crea, sobre la superficie del faro, una película protectora que tiene una duración de un año completo. Y sirve para protegerlo de arañazos, evitar que se ensucien tanto como ocurriría si no utilizamos el producto, facilitarnos su limpieza y, además, aplicar una protección de rayos UV. En definitiva, es un producto que sirve para proteger los faros del desgaste y, de este modo, evitar tener que pulirlos. O al menos, retrasar en gran medida que nos toque pasar por ese proceso.

pulir faros coche pasta dientes 2

Esta segunda opción, de SONAX, es un producto que, aunque está diseñado para hacer exactamente lo mismo, es todavía más avanzado. También tiene una duración de un año, y durante ese tiempo protegerá los faros de nuestro coche del desgaste frente a la radiación, pero también frente a elementos como la sal –cuando hay nieve- y la arena, principalmente en las zonas costeras. Está testado y recomendado por fabricantes de bombillas para vehículos y las opiniones de sus usuarios son realmente buenas. Además, vienen varias bolsas para que podamos aplicarlo en varias ocasiones sin tener que volver a hacer un pedido de este producto.