Es normal que, con el tiempo, los faros del coche acaben perdiendo transparencia. El sol, la sal o la arena hacen que se vayan desgastando y esto puede ser un problema para la ITV. Sin embargo, se pueden pulir los faros del coche con pasta de dientes. No solo es un remedio casero, barato y sencillo, sino que además es suficientemente efectivo como para recuperar una buena visibilidad y para poder pasar la ITV sin problemas de ningún tipo.

Lo que vas a necesitar es pasta de dientes, como es evidente, pero también una bayeta de microfibra, algún tipo de producto limpia cristales y un papel. Debes tener en cuenta que existen otras formas más profesionales de pulir los faros del coche, y que darán un resultado aún mejor. Sin embargo, si estás buscando la solución más fácil y más económica, pulir los faros del coche con pasta de dientes será suficiente para hacer que queden transparentes, la luz se vea correctamente proyectada en la carretera y, como avanzábamos, también será suficiente para pasar la ITV. Veamos cómo hay que proceder.

pulir faros coche pasta dientes 2

Cómo pulir los faros del coche con pasta de dientes, paso a paso

El primer paso será limpiar los faros con agua para quitar toda la suciedad posible de su superficie. Y después, sin secar los faros, hay que aplicar la pasta de dientes en la bayeta de microfibra y, de aquí, al faro directamente. Lo ideal es que se cubra toda la superficie del faro con pasta de dientes y, a continuación, cuando esté totalmente cubierto, hacer círculos con la bayeta sin apretar en exceso. Hay que aplicar algo de presión, pero no se debe presionar en exceso porque podríamos acabar arañando el faro de manera no uniforme.

Haremos círculos en toda la superficie y después es recomendable esperar 15 minutos para que se seque la pasta de dientes. En último lugar, después de todo esto, podremos retirar la pasta de dientes y de nuevo limpiar el faro con agua. En este momento podremos ver si lo hemos hecho bien al pulir los faros con pasta de dientes, y han quedado correctamente, o si tenemos que repetir el proceso para que el acabado sea perfecto.

Cuando quede correctamente el faro, se recomienda utilizar un producto limpia cristales, o algún tipo de quita grasas, para que el faro quede perfectamente limpio y podamos retirarlo todo con un papel. Si lo hacemos correctamente, los faros dejarán de estar opacos y recuperarán la transparencia que tenían antes de que se hubieran desgastado. Nosotros mismos hemos podido probar este remedio y, aunque no quedan exactamente como cuando eran nuevos, efectivamente es un remedio más que suficiente para poder pasar la ITV sin ningún tipo de problema.