Volkswagen lleva algunas semanas ofreciendo información muy interesante sobre sus planes de futuro respecto a los coches eléctricos. Sabemos que han acelerado su estrategia de electrificación, por la información que han dado. Y ahora, ahondando en estos detalles, conocemos que hay un plan de reestructuración. De momento, no parece que vaya a afectar al empleo en la compañía, pero si a los motores y a los modelos que van a vender en Europa.

Por el momento, desgraciadamente, no sabemos qué motores son los que Volkswagen va a dejar de ofrecer, qué versiones se van a dejar de comercializar y qué modelos se van a retirar del mercado europeo durante los próximos meses. Lo único que sabemos es que los motores y las transmisiones con menor demanda en Europa se retirarán durante el año 2019.

Volkswagen reducirá su catálogo en 2019 preparándose para los eléctricos

Las intenciones de la compañía alemana pasan por llegar hasta los 20 modelos diferentes, aproximadamente, para el año 2025. Hablamos, evidentemente, de coches 100% eléctricos. Y para conseguir esto, como no podía ser de otro modo, además de una enorme inversión, Volkswagen necesita una reestructuración de sus plantas de producción. Algunos de sus actuales modelos de combustión interna tienen que dejar hueco a los coches eléctricos.

Por el momento, la firma está buscando cómo reducir la complejidad de su cadena de producción. Y la forma, como avanzábamos, es deshacerse de algunas configuraciones de motor y transmisión para determinados modelos. Evidentemente, los que se van a retirar son los que menos se están vendiendo, y no es difícil adivinar que esto puede afectar sobre todo a los diésel, pero también a las mecánicas gasolina actualmente disponibles.

‘Hay que forzar el ritmo de nuestra transformación, y ser más eficientes y ágiles’, ha señalado Ralf Brandstätter, director de operaciones de Volkswagen. ‘No podemos dejar de esforzarnos y debemos llevar a cabo mejoras sustanciales, porque lo que hemos logrado hasta ahora no es suficiente’. Pero es poca la información que han dado, así que tendremos que esperar algunos días, o semanas, para ver qué motores van a desaparecer durante el próximo año, y de qué modelos.