Polestar, después de varios años de rumores, filtraciones y espera, ha anunciado oficialmente que llegará a España. En un comunicado oficial por parte de la marca de coches eléctricos se ha especificado que será en 2022 y que, además, no solo venderán sus coches en nuestro país sino también en Portugal. Las intenciones de la marca pasan por asentarse en más de 30 mercados diferentes antes de cerrar el año 2023, y una de sus llegadas más cercanas será a España, en 2022.

Hasta la fecha, Polestar había estado apostando por mercados como Noruega, Países Bajos, Francia o Alemania, donde las ventas de coches eléctricos tienen un volumen mucho más importante que en nuestro país. Este es el principal motivo por el que la firma en propiedad de Geely, que algún día fue una submarca dedicada a ‘mejorar’ modelos de Volvo, ha sido tan reacia a vender sus coches en España. En estos momentos, Polestar está presente de forma directa en 14 mercados distintos, pero tienen como objetivo cubrir más de 30 mercados antes de que termine el año 2023. Además, también han anunciado que quieren alcanzar las 290.000 unidades vendidas para finales de 2025.

polestar 2 2022

Polestar anuncia su llegada a España en 2022 de forma oficial

En su anuncio oficial, desde Polestar han señalado que llegarán a España de forma directa y que, además, lo harán durante la primera mitad del año. La intención de la marca es diferenciarse por completo de Volvo, y para hacerlo contarán con sus propios concesionarios que se denominarán Polestar Spaces. Lo que no han especificado en esta extensa nota de prensa es dónde van a estar presentes exactamente, aunque se espera que en Madrid o Barcelona, por lo menos, tengan presencia.

En estos establecimientos, Polestar comercializará en España sus modelos Polestar 1 y Polestar 2, que son los que tienen disponibles ahora mismo en su catálogo internacional. No obstante, se espera que el modelo con mayor tracción en nuestro mercado sea el Polestar 2. Una mezcla entre berlina y crossover con un tren motriz eléctrico puro compuesto por dos motores eléctricos y una batería de 75 kWh. Con esto, el Polestar 2 puede ofrecer nada menos que 408 CV de potencia máxima y una autonomía homologada, según el ciclo WLTP, algo superior a los 500 kilómetros. Y un precio que, aunque no se ha anunciado para España, debería estar en torno a los 40.000 euros, aproximadamente.

Aunque en España las ventas de coches eléctricos siguen siendo bajas –con respecto a otros mercados europeos-, es evidente que la cuota de mercado continúa creciendo de forma progresiva. Y los próximos meses, y sobre todo años, se espera que esta tendencia creciente siga acentuándose a medida que la normativa europea es cada vez más estricta en contra de los motores térmicos. Y por supuesto, a medida que las ayudas en torno al coche eléctrico progresan también en favor del consumidor. Así que, en este contexto, España se convertirá en un pilar más para el crecimiento de Polestar en el mercado internacional.