En el Salón de Ginebra, el SUV de SEAT no será el único que tenga las miradas encima, y después de haber arrancado el año liderando con el Astra, Opel tiene ya preparada la renovación de su pequeño SUV. Ahora bien, llegará como Opel Mokka X, lo que pretende darle una identidad más campera. Y sí, es un completo cambio en términos de diseño, interior y mecánica.

En 2015 publicamos nuestra prueba del Opel Mokka, y en el interior era quizá donde se hacía más evidente la necesidad de una renovación. La consola central del Opel Mokka X va a perder la gigantesca botonera física en favor de una pantalla táctil, y en la parte inferior –eso sí-, el climatizador se va a mantener con botones físicos.

opel mokka x trasera

Opel Mokka X, el completo cambio que le hacía falta al SUV

La línea de diseño general, en el exterior, se mantiene y el completo cambio se aplica a las ópticas frontales y traseras, con la llegada de la iluminación LED. Y los mayores cambios llegan al frontal, con una línea más minimalista e introduciendo dos grandes nervios sobre el capó, así como una nueva parrilla con un corte más deportivo y premium.

interior opel mokka x

Con este nuevo frontal, el Opel Mokka X pierde las líneas redondeadas, aunque es algo que no va a escapar aún de la trasera. Ahora bien, como ya adelantábamos, con el Mokka X va a llegar también la renovación de motores, con el 1.4 Turbo de inyección directa, que desarrolla 152 caballos de potencia y vendrá asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades.

Con este último motor, además, el Opel Mokka X va a tener una gama tracción total más amplia, y aún así este motor mantiene una homologación de 6,6 l/100 km, luego los consumos no se disparan excesivamente. Por otro lado, habrá que conocer también las nuevas opciones en equipamiento. Y todo esto lo tendremos en el Salón de Ginebra, el próximo mes de marzo.