El escándalo Volkswagen destapó el fraude de la marca en contra de la normativa contra la contaminación, y con la Caja de Pandora recién abierta, la multinacional se desplomó en Bolsa durante semanas. Han actuado mal, y lo han hecho mal de principio a fin. Lo destapó la EPA y la directiva ya tenía información sobre las irregularidades desde tiempo atrás, pero el descaro se saldó con varias cabezas visibles desplazadas al sofá de su mansión y con la reorganización de la cúpula y el rediseño de la estrategia corporativa, sobre todo la de comunicación. Ahora, Volkswagen tiene éxito haciendo bailar los números.

Relacionado: Todas las noticias sobre el escándalo Volkswagen

Después de haber sido destapada la irregularidad con motores TDI, es decir, algunos de los diésel que han montado también firmas como SEAT, Audi y Skoda, los detalles han ido saliendo de esta Caja de Pandora que, a estas alturas, parece más bien el bolsillo de Doraemon. La multinacional se ha servido de un software trampa para moderar el ritmo de combustión de sus motores durante las pruebas contra la contaminación, y de esta forma ajustarse a los valores máximos permitidos. Es más, en cuanto a las emisiones de dióxido de carbono, Volkswagen ha conseguido subvenciones que no le correspondían y que, no lo olvidemos, están planteadas para vitaminar el mercado en favor de la renovación de los coches en circulación.

volkswagen ceo

Volkswagen lo destapó, Volkswagen lo “desmiente”

Las irregularidades correspondientes a los motores TDI de Volkswagen fueron desveladas por la EPA, y contrastadas por otros organismos. Sin embargo, fue la propia Volkswagen la que descubrió de sí misma irregularidades con el CO2, y anunciando que la cifra de vehículos afectados alcanzaba los 800.000. Lo hicieron sin que nadie lo esperase, y a través de un comunicado oficial en el que, por otro lado, adelantaron que seguirían investigando al respecto, con la intención de esclarecer todos los detalles.

Volkswagen presionó en varios países

Tras la noticia, en países como España se anunció que Volkswagen podría tener que compensar las subvenciones prestadas por, aunque en realidad no lo había hecho, cumplir con unos buenos valores contra la contaminación. Es decir, que en España la multinacional se ha beneficiado del Plan PIVE, y en realidad miles de sus coches no merecían esta ayuda que, volvamos a hacer memoria, está planteada para que los españoles compren coches nuevos… y “limpios”.

La cuestión es que, como respuesta a esta reacción por parte de países como el nuestro, Volkswagen anunció que ciertas inversiones peligraban, un movimiento de gran relevancia si tenemos en cuenta las millonarias cifras que Volkswagen inyecta en nuestro país a través, por ejemplo, de su fábrica en Martorell, de SEAT.

Ahora, las cifras de Volkswagen bailan

Ha pasado poco más de un mes y Volkswagen ha vuelto a hacer público un comunicado oficial en el que repasan su ‘historia’ con el CO2 y aportan nuevos datos. Resulta que no, no son 800.000, sino que que los afectados por este problema son sólo 9 modelos, y estiman que esto se traduce en apenas 36.000 coches actualmente en circulación. Es decir, que por el camino hemos perdido una enorme cantidad de coches afectados, lo que sin duda es una excelente noticia para la marca, pero también lo debería ser para los propietarios de un vehículo con la ‘VW’ en el frontal, y también una buena noticia para los inversores.

Volkswagen Bolsa

El baile de números catapulta a Volkswagen en Bolsa

Tras haber saltado la noticia en un primer medio de comunicación, y haberse difundido por todo el mundo, la respuesta ha sido un crecimiento del 6,21% en Bolsa, y tan solo en un día. Una noticia, la de hoy, con la que Volkswagen ha conseguido reducir el impacto del escándalo Volkswagen que, como ya sabemos, ha venido castigando a la multinacional en Bolsa desde hace ya varios meses. Y las previsiones apuntan a que se mantendrá la tendencia de crecimiento durante los próximos días, porque el baile de cifras le ha parecido una muy buena noticia a los inversores.