Probamos el Subaru XV 2018: ¡Sorpresa! Uno de los mejores SUV

El Subaru XV 2018 es toda una sorpresa para los que únicamente suelen fijarse en el ‘mainstream’. Las marcas alemanas –y las corenas, y las francesas- son las que acaparan toda la atención del mercado, según nos muestran las cifras de ventas, pero en el nuevo Subaru XV 2018 tenemos uno de los mejores SUV del mercado. Eso es lo que hemos podido comprobar en esta prueba, y os trasladamos en el vídeo que acompaña a este artículo.

Como sabrás, las pruebas de coches las llevamos a cabo en el canal de YouTube. Tienes ‘adjunto’ a este artículo la prueba en vídeo del Subaru XV 2018y deberías suscribirte si no quieres perderte las próximas.

Parece un premium, pero no lo es

Nada más entrar al Subaru XV 2018 nos encontramos con un interior de diseño cuidado, tanto por formas como por materiales. Se han combinado de buena forma plásticos de buen tacto y aspecto y piel para los asientos, por ejemplo, con el negro como color predominante e introduciendo costuras naranjas en diferentes lugares, al menos en nuestra unidad de pruebas. El ‘look & feel’ del Subaru XV es excepcional, y se nota la mejora con respecto a la generación anterior.

Esta calidad es notable también en la pantalla de infotainment, por ejemplo, con una respuesta táctil tan precisa y rápida como la de un iPad, y con menús simples e intuitivos. Además, en la parte superior del salpicadero tenemos una segunda pantalla configurable con información sobre la inclinación de la carrocería, por ejemplo, o del consumo en circulación.

Bóxer, bóxer, bóxer… el Subaru XV 2018 tiene de qué presumir

Subaru puede presumir de montar motores bóxeruna importante diferencia frente a sus competidores. Nada de turbo, y en este caso –y en todas las unidades para España- cambio automático. El motor bóxer es un 2.0 litros de 156 CV de potencia, gasolina, que tiene una respuesta contundente de medio a alto régimen, pero algo torpe a bajas revoluciones. Nada grave, ni mucho menos, pero es una característica propia de esta mecánica.

Este motor bóxer favorece a su comportamiento dinámico, porque baja el centro de gravedad del Subaru XV 2018. Pero viene asociado a un cambio automático CVT. ¿Es eso malo? Un CVT será siempre ‘peor’ que un doble embrague, pero también más económico. Y en el caso del Subaru XV 2018, la marca lo ha ‘afinado’ de manera destacable, hasta el punto de quedar realmente cerca de los DSG.

Otro factor clave para su excepcional comportamiento dinámico es la configuración con suspensión multibrazo en el eje trasero. Este es otro gran punto a su favor que le alza por encima de sus competidores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.