Probamos el Tesla Model X 100D: el primer SUV 100% eléctrico

Aunque ahora el Hyundai Kona EV o el Jaguar I-Pace están también disponibles como SUVs 100% eléctricos, el primero en llegar fue el Tesla Model X. Aunque algo tarde, hemos tenido la oportunidad de probar, por fin, el Tesla Model X 100D, que marca un escalón inferior al ‘tope de gama’, el P100D. Sin embargo, comparte con él la batería de 100 kWh de capacidad máxima, con unas prestaciones de infarto gracias a su sistema eléctrico.

El Tesla Model X 100D cuenta con una configuración de dos motores, uno para el eje delantero y otro para el tren posterior, de tal manera que nos ofrece tracción a las cuatro ruedas. Esto es cada vez menos habitual en los SUV, que cada vez están más alejados del concepto de todoterreno. El Tesla Model X nos lo ofrece, y con una carrocería deportiva con líneas suavizadas para su coeficiente aerodinámico de 0,24.

El Tesla Model X, a prueba en vídeo: tecnología sin fisuras en un coche premium de referencia

En la prueba en vídeo del Tesla Model X es donde te contamos todos los detalles, como siempre. Pero en este artículo, a modo de resumen, merece la pena recalcar que el Tesla Model X es un modelo destacable por la integración de tecnologías: desde la conectividad 4G LTE gratuita –ofrecida por KPN- hasta la integración de puntos de recarga, pasando por el control de apertura y cierre de puertas desde la llave o la pantalla de 17 pulgadas.

Todo esto, evidentemente, contando con unas baterías de 100 kWh que nos permiten más de 500 km de autonomía con otras cifras de infarto; por ejemplo, sus 4,9 segundos de aceleración para cumplir con el 0 a 100 km/h. Las prestaciones del Tesla Model X son todo un lujo, pero también lo es su interior, con detalles de calidad que justifican los 115.000 euros, aproximadamente, que cuesta la versión de esta prueba del Tesla Model X.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.