Mercedes ya ha desvelado de forma oficial su nuevo Mercedes-Benz Clase B 2019. Aunque nos puede parecer casi idéntico por fuera, lo cierto es que se ha renovado completamente, tanto a nivel de chasis como de interior y tecnología. Crece en tamaño y también en cotas internas para que esta tercera generación siga plantando cara a los SUV.

El Mercedes-Benz Clase B 2019 empieza a ser un espécimen raro hoy en día. Dentro de la gama, supone un escalón más alto en cuanto a habitabilidad y practicidad que el también recién renovado Mercedes-Benz Clase A, y se estila como la opción ideal para aquellos que no quieren oír hablar de los SUV ni en pintura.

Mercedes-Benz Clase B 2019: nueva plataforma MFA

El nuevo Mercedes-Benz Clase B está muy emparentado con el Clase A. Tanto que comparten plataforma, la nueva MFA de la marca alemana. Esto le ha permitido crecer en tamaño exterior pero los técnicos bávaros han mantenido las proporciones para que, aparentemente, mantenga visualmente sus dimensiones.

Su planteamiento es ahora más Sport-Tourer que antes, primando la dinámica sobre el confort. Así se puede apreciar por ejemplo en el esquema de suspensiones, que pasa de los brazos combinados a multibrazo en las versiones más potentes. Opcionalmente se puede elegir incluso con un tren de rodaje rebajado y dotado de amortiguadores adaptativos.

Exteriormente aprovecha las formas ya vistas en el Clase A y también en el nuevo Mercedes-Benz GLE, sobre todo en lo que se refiere al diseño de los faros delanteros. Detrás presenta una evolución de los que se venían utilizando hasta ahora.

En el interior nos encontramos con elementos compartidos con su hermano compacto, tanto a nivel de pantallas de información como distribución. De serie cuenta con dos pantallas de siete pulgadas (instrumentación + infoentretenimiento) pero se ofrece en opción otras de 10,25 pulgadas. El diseño de las salidas de aire en forma de turbina así como otros detalles ya nos resultan conocidos de otros modelos. El maletero es de 455 litros y llega hasta los 705 litros con los asientos traseros desplazados al máximo hacia adelante.

A nivel tecnológico y de ayudas a la conducción, el nuevo Mercedes-Benz Clase B 2019 puede incluir funciones de conducción semiautónoma, asistente de cambio de carril activo, frenada de emergencia así como elementos incluidos en el sistema Mercedes-Me o el sistema de infoentretenimiento MBUX.

El Clase B estará disponible con cinco motorizaciones, dos de gasolina (B180 de 136 cv y B200 de 163 cv) así como tres diésel (B180d de 116 cv, B200d de 150 cv y B220d de 190 cv). Las dos motorizaciones más potentes diésel se ofrecerán exclusivamente con la nueva caja de cambios de ocho velocidades y doble embrague 8G-DCT mientras que el resto utilizarán la actual de siete.

A finales de este año se podrán hacer las primeras reservas del nuevo Mercedes Clase B 2019 estando previstas las primeras entregas a partir de febrero del año que viene.