El Mercedes EQG es un prototipo de todoterreno eléctrico que, evidentemente, sigue las bases del Clase G. De hecho, se considera la ‘versión eléctrica del Clase G’, y según Mercedes-Benz las prestaciones con las que se ha presentado son cercanas a las que tendrá la versión de producción. Aun así, es un prototipo. Aunque el Mercedes EQG sigue las bases de los eléctricos modernos, con él Mercedes-Benz ha apostado por dar continuidad al clásico diseño ‘cuadrado’ del Clase G, y ha mantenido algunas características de todoterreno puro.

El diseño del Mercedes EQG sigue teniendo formas muy rectas y deja a un lado la optimización aerodinámica. Tiene, evidentemente, menos tomas de admisión de aire y una parrilla cerrada e iluminada. Pero además, en la parte trasera, donde debería ir la rueda de repuesto, realmente hay un cajón rectangular que sirve para guardar los cables de carga del prototipo. Además de su estética, ajustada a la esencia clásica del Clase G, también cuenta con un chasis de largueros y travesaños. No solo en este punto se han mantenido fieles a las claves de un todoterreno puro, sino que además el Mercedes EQG cuenta con suspensión delantera independienteeje rígido en la parte trasera.

El Mercedes EQG es eléctrico, sí, pero se mantiene como eléctrico puro

El tipo de chasis y la configuración de la suspensión son puntos críticos para que pueda seguir siendo un todoterreno puro, pero también se han cuidado otros detalles. Cuenta con cuatro motores eléctricos que no solo le dan tracción a las cuatro ruedas, sino que además tiene un reparto de par independiente por rueda. Y a pesar de que sea un coche eléctrico, tiene caja de cambios con dos velocidades; una de ellas es una corta, que hace las veces de la reductora para el uso en todoterreno, y la otra está diseñada para la conducción normal, sobre todo, en carretera.

De momento, Mercedes-Benz no ha enseñado su interior y tampoco ha hablado de su fecha de comercialización, pero se espera que esté disponible en 2023. Por otro lado, ya se sabe que la marca alemana registró las denominaciones comerciales EQG 560 y E!G 580. Si siguiera las mismas configuraciones del Mercedes EQS, esto significaría que en su versión más potente alcance hasta los 524 CV. Desgraciadamente, esta información no ha sido ofrecida por Mercedes-Benz de forma oficial, y tampoco han hablado de datos clave como la autonomía o la capacidad de sus baterías de iones de litio.

El Mercedes Clase G sigue teniendo un sorprendente éxito a nivel de ventas, pero en Europa cada vez es más complicado vender el modelo por las progresivas restricciones en contra de las emisiones contaminantes. Así que, como es evidente, Europa será uno de los principales mercados para el futuro Mercedes EQG que se basará en este ‘concept car’ que, como anticipábamos, es muy cercano a lo que se llevará a producción finalmente.

Fotos del Mercedes-Benz EQG