Antes de tiempo, el Ferrari 488 Pista apareció en unas fotos. Ahora ya es oficial el nuevo modelo de la firma italiana, que se estrena en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018 con el motor V8 más potente de Ferrari. Son concretamente 720 CV de potencia máxima los que ofrece, con un aumento de 50 CV, y los alcanza en las 8.000 rpm. Pero además es una auténtica joya aerodinámica.

Con sus 720 CV de potencia, el Ferrari 488 Pista ha marcado dos hitos dentro de la marca. En primer lugar que, como comentábamos, es el V8 más potente de Ferrari; por otro lado, que además es el bloque motor con mayor potencia específica dentro de su clase. La marca italiana ha recurrido a la ingeniería de competición para conseguir 185 CV por litro.

El Ferrari 488 Pista es fruto de la marca en competición

Para conseguir estos dos hitos, en el 488 Pista de Ferrari contamos con cigüeñal y volante de motor aligerados, colectores de escape de Inconel y bielas de titanio entre algunos otros elementos específicos para esta versión. En definitiva, se ha conseguido de su motor V8 una mayor capacidad de giro, y además se ha logrado reducir el peso de forma considerable. El circuito de admisión de aire, y el doble turbocompresor son herencia directa del Ferrari 488 Challenge.

Ferrari ha tomado elementos del modelo de competición para su Ferrari 488 Pista, que ha conseguido dos importantes hitos con su motor V8 de 720 CV.

A esos 720 CV de potencia hay que sumarle sus 770 Nm de par máximo, que se alcanzan desde las 3.000 rpm. Con todo esto, el Ferrari 488 Pista consigue superar los 340 km/h de velocidad punta, y hacer el 0 a 100 km/h en 2,85 segundos. Por otro lado, tarda apenas 7,6 segundos en conseguir el 0 a 200 km/h. Pero la clave, además de las importantes mejoras mecánicas, está en que este modelo pesa 1.280 kilos con una importante reducción de peso.

En este modelo más radical se ha estrenado el Ferrari Dynamic Enhancer, que introduce sobre el control de tracción y estabilidad la información tomada directamente de las pinzas de freno. Y se estrenan unos neumáticos específicos de Michelin, montados sobre unas llantas de 20 pulgadas de fibra de carbono, de forma opcional.