El año pasado, KIA renovó por completo el KIA Rio, del cual os contamos todos los detalles. Ahora y de cara al inminente Salón de Ginebra, la marca coreana ha decidido lanzar una versión más deportiva con el acabado GT-Line ya visto en otros modelos como el Sportage o el Picanto que precisamente también fue desvelado hace un año en Ginebra. Este nuevo KIA Rio GT-Line, que no difiere apenas del que os adelantamos ya hace un año, empezará a comercializarse a finales de este primer trimestre de 2018.

Como el resto de modelos GT-Line de KIA, el nuevo KIA Rio GT-Line recibe un paquete estético que enfatiza su aspecto deportivo mientras que la parte mecánica permanece inalterada. De esta forma, nos encontramos con una parrilla delantera que denominan morro de tigre y que incorpora piezas en negro satinado y cromadas. Los laterales del paragolpes reciben nuevos faros antinieblas LED formados por cuatro grupos ópticos cada uno a imagen y semejanza de las ya vistas en los KIA cee’d GR y pro_cee’d GT y que son ya una seña de identidad de la marca.

Las nuevas llantas de 17 pulgadas son exclusivas para este acabado y el conjunto se completa con luces diurnas LED, marcos cromados para las ventanillas, faldones laterales, salida de escape doble y un alerón en negro satinado sobre el portón del maletero.

En el interior también nos encontramos con cambios respecto al modelo estándar: pedales de aluminio, asientos mixtos en cuero sintético y tela con costuras grises, volante en cuero achatado, puertas y palanca de cambio con molduras metálicas y salpicadero con acabado imitación fibra de carbono. Todos estos elementos se combinarán con una carrocería ofrecida en cinco colores diferentes: Aurora Black, Platinum Graphite, Signal Red, Clear White y Silky Silver.

KIA Rio GT-Line: 120 cv y más tecnológico

Para el desarrollo del nuevo KIA Rio GT-Line, la marca coreana ha utilizado como base el la versión T-GDi de 1.0 litros turbo con caja de cambios manual de 6 velocidades. Cuenta con una potencia máxima de 120 cv a 6.000 vueltas y un par de 171 Nm disponible entre las 1.500 y las 4.000 rpm. A partir del tercer trimestre de este año, KIA ha adelantado que el KIA Rio GT-Line estará también disponible con el motor de acceso a la gama, el 1.2 MPI atmosférico de 84 cv y también con caja de cambios de doble embrague y siete relaciones.

Por último pero no menos importante, nos encontramos también con novedades tanto en el apartado de la seguridad como en el tecnológico. El KIA Rio GT-Line dispondrá de grupos ópticos dobles con función de iluminación en curva, asistente para evitar colisiones frontales FCA, aviso de cambio involuntario de carril LDW o asistencia de mantenimiento de carril LKA (a partir del tercer trimestre de 2018) y un nuevo sistema de detección de la atención del conductor DAW que evita la conducción distraida o somnolienta.

En el interior, una gran pantalla flotante de 7″ opcional incluye navegación, Apple CarPlay™ y Android Auto™ para una integración total del smartphone así como cámara de visión trasera para ayudar en las maniobra de estacionamiento.

Como decíamos, su comercialización arrancará a finales de este primer trimestre e incluye garantía durante 7 años o 150.000 km de serie.