Tal y como habéis podido observar en el vídeo anterior, la renovación del Volkswagen Golf 2019 prevista para el año que viene y que supondrá la octava generación del compacto alemán más vendido en todo el mundo, dispondrá de un interior completamente novedoso y que al igual que el recién estrenado Mercedes-Benz Clase A, mostrará toda la información en dos grandes pantallas digitales.

Esto supone todo un paso adelante en un modelo que se ha caracterizado por, generación tras generación, ir evolucionando pero sin incurrir en demasiados cambios. Es un denominador común en las marcas alemanas y que, al contrario que las japonesas, suelen ser un poco más reacias a introducir modificaciones radicales que puedan echar atrás a su público fiel y conservador.

Volkswagen Golf 2019: esto es lo que sabemos

La introducción de sendas pantallas digitales en el Volkswagen Golf 2019 hará que prácticamente desaparezcan los botones en el interior del habitáculo y, con ello, se gane algo de espacio para las rodillas. Al contrario que el digital cockpit del Grupo VAG que sólo está disponible en algunas versiones, desde Autobild se asegura que contarán con él en todas las versiones y por lo tanto, el precio también podría incrementarse respecto al modelo actual.

También ganará algo de espacio en el maletero, lo que le llevará a cubicar unos 400 litros y por lo tanto será un poco más capaz cuando en él viajen cuatro personas adultas con su equipaje. Por contra, desaparecerán las variantes Sportsvan y Variant que se fusionarán en una única versión. Dejarán de estarán disponibles también la versión descapotable y las tres puertas debido a su bajo volumen de ventas.

A nivel de propulsores, las mecánicas diésel dejarán de tener peso en la gama aunque no se abandonarán mientras que se apostará más por las de gasolina, híbridas o mild-hybrid con sistemas de recuperación de energía. El tope de gama seguirá siendo el GTI mientras que las versiones del Volkswagen Golf R 2019 serán, tal y como os hemos contado en Test de Coches hace unos días, mucho más radicales y con hasta 400 cv de pontencia.