El Adblue ya es necesario en prácticamente cualquier coche diésel y es importante prestar atención a su nivel porque puedes tener problemas si te quedas sin él. Ahora bien, podemos encontrarlo tanto en garrafas en gasolineras y grandes superficies –entre otros- como en surtidores de gasolinera. Y lo más recomendable es no echarlo en gasolinera, en los surtidores que ofrecen, por el motivo que vamos a ver a lo largo de este artículo.

El depósito de combustible de tu coche, sin importar si es diésel o si es gasolina, sabrás que cuenta con una sonda de nivel. Es decir, un pequeño ‘dispositivo’ que se encarga de informarnos sobre el nivel de combustible restante. Pues en el caso del depósito de AdBlue ocurre exactamente lo mismo, que tiene una sonda de nivel para avisarnos de cuándo echar AdBlue de forma anticipada y que, de ese modo, siempre tengamos AdBlue disponible. El problema está en que una gran cantidad de coches diésel tienen una sonda de nivel más sencilla y frágil en su depósito de AdBlue que en su depósito de combustible.

Es mejor usar una garrafa que los surtidores de AdBlue de las gasolineras ¿por qué motivo?

Como avanzábamos, la sonda de nivel de un depósito de AdBlue, en la mayoría de los coches diésel, es más frágil y sencilla que la del depósito de combustible. Y sin embargo, los surtidores de AdBlue de las gasolineras echan esta úrea a una gran presión. Esa presión es notablemente inferior que cuando vertemos la garrafa de AdBlue dentro del depósito correspondiente. Si utilizamos una manguera, el riesgo de avería en la sonda de nivel del depósito de AdBlue es muy superior al que corremos si utilizamos una garrafa, en cuyo caso es casi inexistente.

En diversos foros específicos de coches diésel, de diferentes marcas y modelos, hay una gran cantidad de experiencias de usuarios que alertan precisamente de esto. De que los surtidores de AdBlue de las gasolineras, por su alta presión, tienden a provocar averías en la sonda de nivel. Sin embargo, estas averías no ocurren cuando se utiliza una garrafa de urea. Y es importante evitar este tipo de averías porque pueden hacer que salte el testigo de falta de AdBlue y, en consecuencia, el coche actúe como si no nos quedase suficiente para seguir circulando. Eso significaría, como seguramente ya sabrás, que el coche no volverá a arrancar.

Cuando esto ocurre hay que acudir al taller a que se sustituya la sonda de nivel y se resetee la centralita, algo que puede resultar bastante caro a pesar de lo sencillo que es hacerlo. Por eso, en la medida de lo posible, es recomendable utilizar garrafas de AdBlue en lugar de utilizar los surtidores de las gasolineras. Podemos llevar una garrafa vacía para echar ahí la urea y no averiar la sonda de nivel, o podemos comprar las garrafas que se venden ya con AdBlue. Pero siempre será mejor opción que utilizar las mangueras, o los surtidores, que se ofrecen en muchas gasolineras.