En los coches diésel modernos, el AdBlue es un aditivo que sirve para reducir las emisiones contaminantes y que se pueda cumplir con la normativa Euro 6 en adelante. Esta sustancia líquida se reposta del mismo modo que el carburante, pero en un depósito independiente, y para una autonomía de entre 5.000 y 15.000 kilómetros. Pero ¿qué pasa si me quedo sin AdBlue?

El AdBlue es un complemento al diésel. Es decir, que en un coche moderno con motor diésel tenemos que echar el carburante y, además, llevar AdBlue en el depósito correspondiente. Y no, no es algo opcional, sino que es imprescindible. En función del modelo, una carga completa de AdBlue puede servir para hacer 5.000 a 15.000 kilómetros, pero ¿qué pasa si me quedo sin AdBlue, por ejemplo, en un viaje?

Qué pasa si me quedo sin AdBlue en mi coche diésel y cómo actuar

Tu coche diésel tiene un consumo de 1 ó 2 litros de AdBlue por cada 1.000 kilómetros. Cuando el nivel de AdBlue se está acercando al mínimo, el coche te avisará con un testigo luminoso en el cuadro de instrumentos o un mensaje de texto. Lo habitual es que lo haga nada más arrancar cuando quedan 2.000 km o menos de autonomía, pero la alerta se mantendrá fija desde los 1.000 km en adelante.

Si te quedas sin AdBlue en parado, lo que va a ocurrir es que el coche no arrancará y tendrás que echar AdBlue para poder arrancarlo. Es decir, que si te pilla en un lugar donde no tengas AdBlue, es posible que te toque llamar a la grúa para llevar el coche al taller y que, incluso, tengan que resetear la centralita para que el coche pueda arrancar. En otros, con echar el AdBlue y volver a arrancar será suficiente.

Pero también puede darse otro caso: ¿qué pasa si te quedas sin AdBlue mientras conduces? En este caso, en el que el motor está encendido, podrás seguir circulando. Así que la clave es no apagar el motor. En estos casos deberíamos mantener el vehículo arrancado y circular hasta una gasolinera –o gran superficie, por ejemplo- para echar AdBlue inmediatamente, si no queremos que el vehículo deje de arrancar.

Si nos quedamos sin AdBlue mientras estamos circulando, es posible que notemos que el motor no sube de revoluciones, o que no disponemos de la potencia habitual. Es decir, que vamos a notar que el coche pierde prestaciones y, además, estaremos emitiendo más partículas contaminantes. Así que, en cualquier caso, es recomendable llevar AdBlue en el maletero para no sufrir ninguno de estos problemas. Y, por supuesto, estar pendientes de las alertas que lanza el vehículo cuando se está quedando sin él.