El defecto de forma en una multa de tráfico se produce cuando la misma no cumple con los requisitos que estipula la Ley; y puede ser por omisión de información o por incorrección de los datos incluidos en la misma. El defecto de forma en una multa es una baza para el conductor como posibilidad de recurrir una multa. Ahora bien, hay que conocer correctamente en qué casos se puede recurrir y en cuáles no.

guardia civil

Qué datos debe tener una denuncia de tráfico por infracción

Para que la denuncia de un agente de tráfico competente sea válida se deben recoger los siguientes datos:

  • Identificación del vehículo con la matrícula, la marca y el modelo.
  • Identificación del denunciado con nombre, apellidos y domicilio, si se conociera.
  • Descripción de los hechos con lugar, fecha y hora.
  • Identificación del agente de la autoridad que formula la denuncia.
  • Descripción detallada de la acción con la sanción y la pérdida de puntos, si corresponde.

A priori, si se omite alguno de los datos anteriores, o existe alguna incorrección, se podría considerar que existe defecto de forma en la denuncia y, por tanto, que existiría posibilidad de recurrir la multa. Sin embargo, se considera que hay errores subsanables y que, por lo tanto, son errores que no pueden anular el proceso de sanción si se corrigen. Si existe un fallo en la fecha de la infracción, se produce una imprecisión en el modelo del vehículo o existe una errata en los números de la matrícula, o los datos de identificación del conductor, son errores subsanables y por tanto aunque se recurra la multa no tendremos éxito.

guardia civil trafico

¿Cuándo hay un defecto de forma en una multa que se puede recurrir y ganar?

Los errores que no admiten corrección, y por los cuales sí que podríamos recurrir la multa para que se cierre el expediente e invalide la multa son otros. En concreto, los de este listado:

  • La matrícula no aparece en la foto o no es la del vehículo denunciado.
  • No se señala la matrícula del vehículo ni el tipo.
  • La falta de calidad en la imagen no permite la correcta identificación de la matrícula.
  • Los hechos no están correctamente detallados como para conocer la infracción cometida.
  • Los hechos denunciados no corresponden con la infracción.

Precisamente por esto es importante, siempre que se nos formule una denuncia para ponernos una multa de tráfico, revisarla con todo detalle para ver que esté correctamente formulada. Teniendo en cuenta todo lo anterior, si encontrásemos que existe defecto de forma en la multa que nos han puesto, evidentemente podemos tratar de recurrir la multa y es bastante probable que acabemos ‘ganando’. En cualquier caso, también hay que considerar que al recurrir una multa vamos a perder la posibilidad de aprovechar la bonificación por pronto pago; es decir, abonar un 50% del importe de la multa durante un plazo límite a partir de que se nos notifique.